La Justicia rechazó la acusación de peculado

El fiscal no pudo especificar la fecha en la que habrían ocurrido los hechos y la causa se cayó.

La jueza Laura González Vitale rechazó la acusación del empleado municipal sospechado en una causa de corrupción. El denunciado habría empleado en provecho suyo mano de obra y vehículos de la comuna para hacer obras particulares en otras localidades de la zona. Sin embargo, el fiscal Matías Stiep no pudo precisar en su descargo la fecha exacta de los hechos que le imputaba al denunciado por un delito tipificado en el Código como peculado (malversación de caudales públicos), motivo por el cual la magistrada desestimó los cargos.

En principio, el fiscal dijo que los hechos habrían ocurrido entre 2016 y 2017. Pero el defensor oficial, Sebastián Nolivo, advirtió que no precisaba fechas, de modo que afectaba el derecho de defensa del imputado, por cuanto no podía así alegar si el hombre se encontraba en otro lugar en ese momento, o realizar otro tipo de descargo, según informaron fuentes judiciales.

Te puede interesar...

Por consiguiente, la fiscalía procuró ser más específica en su planteo, informando que los hechos habrían ocurrido entre fines de 2016 y principios de 2017. Indicó que había realizado medidas de prueba para intentar determinar con más detalle el rango temporal de los hechos que investiga, pero no tuvo resultados positivos en ese sentido.

La jueza González Vitale le dijo al fiscal que si logra especificar las fechas en las que ocurrieron los hechos, podrá pedir una nueva audiencia.

Es que los hechos denunciados ocurrieron hace aproximadamente dos años, y por el tiempo que pasó, los testigos ya no recordaban con precisión cuándo habrían ocurrido, por lo que no pudieron aportar detalles sobre las fechas exactas en los que los trabajos se habían realizado.

Por esta imprecisión, la jueza hizo lugar al planteo de la defensa y desestimó los cargos que le imputaba la fiscalía al empleado denunciado, que al momento de los hechos ocupaba el cargo de jefe de área en la Secretaría de Obras Públicas.

Puede pedir otra audiencia

La jueza le aclaró al fiscal que podrá solicitar una nueva audiencia para formular su acusación. Esto si antes logra precisar las fechas de las obras que supuestamente realizó el denunciado con bienes y personal de la comuna para su propio beneficio.

Por su parte, la fiscalía solicitó que se revoque la decisión judicial, toda vez que la ventana temporal en discusión se redujo de 24 meses a unos 5 meses, aproximadamente. Agregó que desde el Ministerio Público se tomaron medidas para obtener precisiones a través de un informe municipal que no registraba salidas de los empleados para tales fines y que tal como se mencionó la cuestión a precisar está ligada a la memoria de las personas que declaran.

Condiciones para sacar fotos

En la audiencia pública de ayer se volvió a poner grilletes al derecho a informar. En esta oportunidad, hasta la jueza pidió que a ella no le saquen fotos. Lo mismo solicitó la defensa para el imputado. En suma, la foto que resultó fue la del denunciado tapándose la cara con una mano. Vale recordar que el derecho a la imagen, artículo 53 del Código Civil en vigencia, no se puede invocar cuando la persona participa de un acto público y se trata del ejercicio regular del derecho de informar un acontecimiento de interés general, como es el caso. Sin embargo, estos planteos están de moda en la Justicia cipoleña, como si el derecho a la imagen fuera la regla y no la excepción, desconociendo el Código Procesal vigente hace unos dos años, que promueve la publicidad de la mayoría de sus actos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario