El clima en Cipolletti

icon
Temp
61% Hum
LMCipolletti Zapallo

La historia del hombre que cosechó un zapallo de 42 kilos

En una chacra ubicada en la entrada a la ciudad logró cosechar zapallos de considerable tamaño. Después de una vida de trabajo en YPF y otras empresas, se dedicó de lleno a las actividades de huerta. Tiene seis hijos y ocho nietos.

Cuando hay paciencia y dedicación para trabajar la tierra y arrancarle los mejores frutos, muchas veces la recompensa es impagable. Así le sucedió a don Vicente Vega, de 76 años, que hace unos días atrás sorprendió a propios y extraños al dar a conocer que su huerta familiar le brindó un zapallo gigante: 42 kilos registró la balanza. Hay otros ejemplares que le pisaron los talones con 15, 20 y 30 kilos respectivamente. “Siempre coseché zapallos grandes pero nunca uno de semejante tamaño y peso”, expresó con orgullo don Vicente.

En diálogo con LM Neuquén, contó que desde siempre se dedica a las tareas de huerta y a la crianza de animales y aves de corral. “Yo llegué desde Neuquén a esta ciudad en el año 1973 y desde entonces junto a mi esposa Armindia Mora construimos esta chacra desde cero”, contó don Vicente.

Te puede interesar...

En forma paralela trabajó en YPF y en una empresa de servicios industriales por unos 20 años hasta que un lamentable accidente le produjo algunas complicaciones en su movilidad y, tras su recuperación, fue arbitrariamente despedido. Con el tiempo logró obtener una mínima jubilación y debió improvisar algunos trabajos para ganarse el sustento.

En este contexto, la chacra comenzó a tomar más relevancia en su vida y él le puso todo el empeño y la fuerza para producirla de la mejor manera. “Comenzamos a cosechar todo tipo de verduras. Los zapallos siempre se destacaron por su gran tamaño y sabor”, indicó.

VICENTE VEGA Y SU ZAPALLO (1).jpg

El secreto

Consultado por el secreto de cosechar semejantes piezas de zapallos, don Vicente dijo que “la verdad no hay ningún secreto, tal vez sea bendición nomás porque he conseguido semillas de zapallos en Neuquén, aquí en el mismo pueblo y algunas en Mendoza. De algún lugar vino esa buena especie”, contó.

El hombre cuenta con algo de tristeza que hace unos 15 años que viene batallando solo con su chacra. “Por una enfermedad perdí mi compañera de vida y los seis hijos que tengo ya están todos grandes y tienen sus familias y obligaciones. Siempre me visitan y me acompañan”, reseñó.

VICENTE VEGA_otras tomas (1).jpg

Su familia

Vicente tiene seis hijos y ocho nietos. Con su esposa se conocieron en Cipolletti y fueron a construir futuro en Rincón de los Sauces. “Cuando llegamos a este lugar, prácticamente no había pueblo. Con un vecino de apellido Cayupán fuimos los primeros en armar chacras en este lugar. Entre otras cosas, hicimos los canales de riego”, contó el productor.

Su amor por la tierra la adquirió en su paraje de nacimiento: Pichi Chacaico, en el norte neuquino. Con los años, luego de cumplir con el servicio militar obligatorio en Covunco, se fue a trabajar a la zona del Alto Valle y allí comenzó a escribir su historia de agricultor.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

16.666666666667% Me interesa
83.333333333333% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario