La fiscalía pidió el desalojo de la toma de la Isla Jordán

Ayer les formularon cargos a tres de los ocupantes del predio.

La fiscal Rocío Guiñazú pidió ayer el desalojo de la toma que persiste en un predio de la Isla Jordán desde el 16 de marzo. Lo hizo luego de acusar a tres ocupantes por el delito de usurpación. También tenía que formularles cargos a otros tres referentes del asentamiento, pero no asistieron. Dos de ellos no habían sido notificados aún y el restante será trasladado por la fuerza pública.

El Municipio, que asumió el rol de querellante en la figura de su asesora legal Mónica Santos, también estuvo de acuerdo con el planteo de la fiscalía, pero el juez que intervino, Marcelo Gómez, resolverá el asunto en una nueva audiencia.

Te puede interesar...

Es que el magistrado consideró necesario ubicar primero a los otros tres ocupantes que no asistieron para que se le formulen cargos por el mismo delito que se les imputa a los dos hombres y a la mujer que sí comparecieron a la audiencia de ayer.

Hay más ocupantes en la isla que no se dejan identificar, que ingresan de forma clandestina al predio, por lugares que escapan al control policial. No obstante, la fiscal del caso aseveró que los seis que sí están identificados son los referentes de la toma y que arengan al resto para que no abandonen su lugar. Además, aclaró que el desalojo es una acción que interesa a todos los que permanecen en el asentamiento.

Se llega a esta situación porque ya hubo al menos tres intentos de conciliación entre las partes en conflicto que fracasaron. Incluso no llegó a buen puerto la intervención de las facilitadoras judiciales de la Dirección de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos (Dimarc).

Ayer, la fiscal volvió a insistir en resolver el problema de manera pacífica, siempre y cuando los ocupantes se retiren voluntariamente de la toma. Y aseguró a LM Cipolletti que esta posibilidad sigue vigente, más allá del pedido de desalojo que le formuló al juez. “No tenemos inconvenientes en volver al diálogo si desocupan el lugar”, expresó.

Pero lo cierto es que hasta ahora los ocupantes no ceden ante un eventual desalojo, de modo que ese es el camino judicial que hay que transitar a partir de ahora.

El defensor oficial, Juan Pablo Piombo, no se opuso a la formulación de cargos por el delito de usurpación, aunque sí lo hizo respecto de un eventual desalojo forzado de las familias.

Cabe recordar que las tierras que ocupan son fiscales, de propiedad municipal, e inundables por su cercanía al río.

Se canceló la vía del diálogo

Arrancó la toma

El 16 de marzo de este año, varias familias ocuparon un predio en la Isla Jordán porque aseguraban no tener dónde vivir. Inmediatamente la Policía cercó el lugar para evitar el ingreso de materiales de construcción y el Municipio se presentó como querellante.

Negociación condicionada

Si bien hubo un intento de diálogo entre las partes en pugna, fracasó. La fiscal Rocío Guiñazú aseguró que no tienen inconvenientes en reabrir la negociación, siempre y cuando las familias que permanecen en el predio se retiren.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario