La fiscalía acorrala a los Montecino por autos truchos

Empezó un nuevo juicio contra los cipoleños por la venta de autos robados y con desperfectos.

Arrancó un nuevo juicio contra varios integrantes de la familia Montecino y los supuestos cómplices que los ayudaban en la compra y venta de vehículos. Para la fiscalía cipoleña, se trataba de una banda, que engañaba a los compradores y que, si protestaban por la falta de papeles o deficiencias en la parte mecánica, los intimidaban mediante amenazas verbales.

Con una prueba fundamental como las ruedas de reconocimiento, el Ministerio Público Fiscal de Cipolletti buscará una declaración de culpabilidad por el delito de asociación ilícita. La acusación apuntará a los presuntos cabecillas, Pablo Montecino y Pedro Hernández, quienes estuvieron presos tras los procedimientos encabezados por la Brigada de Investigaciones pero que luego consiguieron su excarcelación definitiva.

Te puede interesar...

Ayer se desarrolló la primera audiencia, con un paréntesis al mediodía, y una continuación durante la tarde. La Oficina Judicial programó varios encuentros similares hasta la semana que viene, con la participación de la fiscalía y la defensa. La clausura del debate se llevará a cabo el lunes, con la exposición de los alegatos de la fiscalía y la defensa.

La nueva instancia que se abrió ayer fue posible por la impugnación realizada por la fiscalía local, que había visto frustradas sus intenciones de una ejemplar condena para los Montecino y el resto de los integrantes de la presunta banda. El primer proceso estuvo marcado por audaces reclamos impulsados por la defensa particular de los Montecino, que hizo hincapié en que no se había solicitado la incorporación de pruebas específicas durante el alegato de los acusadores. El tribunal cipoleño coincidió con este criterio y las expectativas de la fiscalía se derrumbaron, con un fallo que estuvo muy lejos de sus pretensiones y una condena por un delito menor como el de estafas. En este marco, se presentaron ante los jueces de Impugnación, que les dieron la razón y ordenaron un nuevo juicio.

Uno de los que revalidaron la prueba decisiva de la fiscalía fue el juez Miguel Cardella, quien indicó: “En este caso concreto los registros de las ruedas de personas si estaban ofrecidos, si podían ingresar a juicio y la decisión por mayoría del tribunal de juicio le causó un claro y concreto agravio a la fiscalía en la presentación de su caso”.

Pero en las audiencias que continuarán hoy no solo se hará mención de las ruedas de reconocimiento, sino que también se repasarán escuchas y los testimonios de los policías que integran la Brigada, que desarrollaron un intenso trabajo tras los pasos de los Montecino y el resto de la supuesta banda.

Más allá de una posible declaración de culpabilidad, los acusados podrán impugnar la sentencia y recurrir al Superior Tribunal de Justicia y la Corte.

Buscan probar la asociación ilícita

La acusación sostenida por la fiscalía en el juicio anterior daba cuenta del funcionamiento de una asociación ilícita que se dedicaba a la realización de estafas reiteradas mediante la compra-venta de vehículos y que habría operado en Cipolletti y otras ciudades del Alto Valle entre abril de 2016 y diciembre de 2017. A la hora del veredicto, solo se consideró el delito de estafas

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario