La Escuela 283, blanco constante de vándalos

Rompieron juegos, puertas y plantas y mancharon las instalaciones con pintura.

La Escuela 283 Puerto Argentino de Cipolletti hace tiempo viene siendo blanco constante del accionar de grupos de vándalos, que por simple goce destrozan las instalaciones del establecimiento, ubicado en Santa María de Oro y España.

En esta oportunidad, los trabajadores de la primaria del barrio 300 Viviendas se encontraron con la desagradable sorpresa de varios juegos rotos. Pero al comenzar a recorrer las instalaciones se dieron cuenta de que la situación era aún peor, ya que habían destrozado también la mayoría de las plantas y las puertas traseras del edificio. Además, los delincuentes se llevaron gran parte de la membrana del techo, algo muy necesario para impermeabilizar la construcción.

La vicedirectora de la escuela, Susana Nantes, aseguró que este accionar tuvo como único objetivo el de hacer daño. “Y como si fuera poco, antes de irse rociaron con pintura los pisos y las paredes”, agregó la docente.

Nantes recordó que este tipo de situaciones se viene repitiendo en las últimas semanas. “Estos hechos comenzaron a darse a partir del 3 de octubre de este año, justamente con el asueto por el aniversario de la ciudad”, comentó.

Ayer estuvieron a punto de suspender las clases porque también habían roto la cañería del agua, pero dieron rápido aviso al Consejo Escolar y en esta ocasión la respuesta fue rápida, por lo que las actividades no sufrieron interrupciones.

La vice contó que “por las noches los vecinos llaman a la Policía, pero siguen ingresando estas personas a hacer daño. El problema es que no tenemos sereno, y desde la delegación ya nos dijeron que no se crearán cargos”.

Ante este panorama, desde la escuela quieren jugar una nueva carta. “Vamos a pedirle al intendente Aníbal Tortoriello que él nos ponga el sereno que no nos quieren poner desde el Consejo”, indicó.

¿Quién paga los platos rotos?

Las autoridades de la 283 informaron que ya han realizado la denuncia penal y también una exposición en la Comisaría 32ª, del barrio La Paz.

“Estamos muy preocupados porque a primera hora de la mañana, a eso de las 7, ingresan a trabajar dos porteras y no queremos que les pase nada. Y además está en juego el edificio del colegio y lo que hay adentro. Ahora se viene otro fin de semana y se acercan las vacaciones; por eso queremos tener una solución a esto cuanto antes”, afirmó la vicedirectora.

Ayer, la delegada local de Educación, Lorena Montovio, recibió a las autoridades de la escuela. Allí, escuchó sus reclamos y prometió analizar la situación y buscar soluciones, las cuales -además del Ministerio de Educación- deberán incluir a la Policía de Río Negro y al Poder Judicial.

Atentar contra los establecimientos educativos, una moda en la ciudad

Este último tiempo la escuela más afectada por los actos vandálicos es la Primaria 283, pero no fue la única en lo que va del año. La 294, del barrio Anai Mapu, por caso, sufrió en varias oportunidades actos similares y hasta un robo del que tardaron mucho en reponerse. En aquella oportunidad se llevaron equipamiento utilizado por los odontólogos que atienden todas las semanas a los chicos. Pero este tipo de acciones no distinguen entre primarias o secundarias, y tampoco entre instituciones privadas y públicas. Es muy habitual que los lunes suenen los teléfonos de la redacción informando la aparición de vidrios rotos, pintadas y destrozos, al parecer, sin motivo alguno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario