La dura carta que le escribió la hija de Honores a lo jueces que liberaron a la única acusada del crimen

Valeria, hija de Eduardo Honores, asesinado en 2017, responsabilizó a los jueces si la única imputada por el crimen se fuga y el caso queda impune.

“Desde el 7 de mayo del 2017 la vida me coloco en este Reino del Revés, donde las victimas terminamos siendo sospechosos y los delincuentes salen por el principio de inocencia”, comenzó relatando Andrea honores, hija de Eduardo, asesinado de un disparo en su casa.

“Resulta ser que los derechos de quienes hemos sufrido una situación trágica y violenta como lo es el asesinato de una persona querida no parece ser incumbencia del Estado cuando por sobre ese derecho se coloca la incompetencia y la libre interpretación de simples personas que dicen ser llamados jueces. ¿Jueces de qué? Jueces garantistas de la impunidad y la supuesta vulnerabilidad de ciertas personas que por razones fortuitas la vida los obligó a delinquir. Errores que pueden cometerse, escaparse, profugarse, luego de haber delinquido, pero mostrarse arrepentido. Según mis principios y lo que mi familia me enseño es que eso, justamente, no es ser vulnerable. Un niño frente a un adulto puede volverse vulnerable, un alumno frente a su maestro puede volverse vulnerable, la gente común frente a un juez puede volverse vulnerable. En esa asimetría de poder el otro la puede utilizar para vulnerar los derechos de quienes no tienen la misma jerarquía de poder”, escribió.

Te puede interesar...

Expresó que hace 20 meses que espera que el sistema judicial le dé una respuesta con respecto al homicidio de su padre, quien fue asesinado en su propia casa de un disparo de arma de fuego.

“Él no tuvo oportunidad de defenderse porque quien lo atacó aprovechó su confianza e indefensión. Hace 12 meses parte de esta estructura llamada justicia logran encontrar a la persona autora del homicidio de mi papá, se le hace formulación de cargos, queda imputada y detenida, pero sólo hasta hoy, 14 de marzo de 2019”, cuestionó, luego de que le otorguen la prisión domiciliaria con tobillera.

“Luego de transitar en esos 12 meses un número importante de audiencias donde pareciera que a quien se juzga es a quien resulto ser víctima y no al victimario. Pareciera que primero hay que investigar la vida privada y las supuestas infinidades de relaciones que mi padre tenía, en lugar de los antecedentes penales de quien hoy está imputada por el homicidio. Hoy esa persona tiene la posibilidad de irse a su casa, con un supuesto dispositivo llamado pulsera electrónica y tranquilamente esperar que desde oficina judicial dispongan la fecha de juicio. Habrá que confiar en la buena voluntad de esta persona que por esas cuestiones fortuitas de la vida y su nivel de vulnerabilidad no la lleven a profugarse. Yo me pregunto, ¿quién se responsabiliza en el caso de que esta probabilidad se convierta en una certeza? No nos olvidemos que estamos hablando de un homicidio. ¿Cuál sería el beneficio para mi padre y su familia que desde el 7 de mayo de 2017 no logramos que la justicia, como representante del Estado y los hombres que la concretizan reparen algo de todo el daño emocional causado?”, relató la mujer.

“Yo, Honores Andrea Verónica, hija de Eduardo Honores, víctima de asesinato, responsabilizo a los jueces Julio Sueldo y Vaquero Lascano de que el homicidio de mi padre quede impune en el caso de que el peligro de fuga se efectivice por quien hoy es la única imputada: Irene Mendez. Ya que ninguno de ambos jueces negó la existencia de dicha posibilidad, en tanto representantes del Estado, serán ellos quienes deban responder por el homicidio de mi padre”, acusó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario