Honores: ratifican la liberación de la única acusada

Irene Méndez será monitoreada con tobillera. La familia de la víctima, disconforme con la decisión.

Es un hecho que Irene Méndez, la mujer acusada de haber matado a Eduardo Honores, se va a su casa. No es que la imputada haya recuperado la libertad, pero permanecerá detenida en su domicilio con una tobillera electrónica hasta que sea juzgada.

Lo resolvió ayer el juez Guillermo Baquero Lazcano, al confirmar la prisión domiciliaria que había determinado su par Julio Sueldo en otra audiencia.

Te puede interesar...

“Escuchar decir al juez que la persona más vulnerable en este proceso es la imputada, de quien se presume su inocencia, y no la víctima es muy fuerte, muy doloroso. Con esta decisión me he quedado sin herramientas. Estoy muy decepcionada, descreída de todo el sistema (judicial)”, expresó Andrea Honores, la hija de la víctima y querellante en la causa.

En adelante, a la fiscalía tampoco le quedan recursos por interponer para dar vuelta este resultado. Sólo le queda arbitrar todos los medios posibles para que el juicio realmente se realice y en el menor tiempo posible.

Pero Honores confesó que tiene “más dudas que certezas” de que la imputada sea juzgada. “Si se fuga, ¿quién se responsabiliza? ¿Los jueces que tomaron la decisión? ¿Quiénes?”, se preguntó, en diálogo con LM Cipolletti.

Lo cierto es que todavía no hay fecha de juicio y que primero la Justicia tiene que convocar a una audiencia para resolver si es procedente el pedido que realizó la imputada de ir a un juicio por jurados. Fuentes cercanas a la fiscalía consideraron que tal petición no hace más que seguir dilatando el proceso en su contra, ya que todavía el sistema no tiene estructura para llevar a cabo un debate de estas características.

Existe, además, una acordada del STJ muy reciente, según la cual corresponde el juicio por jurados para hechos cometidos a partir del 1º de marzo. Incluso, para la fiscalía el pedido es extemporáneo porque la imputada debería haberlo expresado antes del control de acusación.

Los argumentos

¿Por qué Lazcano confirmó la prisión domiciliaria? Lo hizo por compartir el criterio del juez Sueldo. Por entender que lleva casi un año con prisión preventiva (cumple los 12 meses el 28 de marzo, que es el plazo máximo que fija el Código, se informó desde Tribunales).

Se indicó también que llegó a este resultado por acordar con los argumentos de la defensa. Para Baquero Lazcano, es viable la prisión domiciliaria con tobillera electrónica al demostrar que la acusada tiene arraigo con su pareja en ese domicilio, que a su vez está a pocas cuadras de un puesto policial y sería muy operativo su control, y que no tiene medios económicos para fugarse.

En tanto, para el magistrado resultó improcedente el criterio que invocó la fiscalía, a cargo de Martín Pezzeta, respecto del antecedente de fuga que tiene Méndez, que data de hace 15 años, y por el que explicó qué la hizo escapar y por qué luego volvió al penal.

Ante la intención de la acusada de someterse a un juicio por jurados, deberá fijarse una nueva audiencia en las próximas semanas. Mientras que la defensa apoyará su reclamo en la Constitución nacional, se especula que la principal objeción que encontrará será una acordada reciente del STJ.

Hasta dos controles diarios

Como la prisión domiciliaria es con tobillera, será la mujer quien salga de su casa y se presente dos veces al día en el puesto policial, ya que en todo momento estará monitoreada a través del sistema provincial. La fiscalía, además, tiene la atribución de presentarse cuando quiera para controlar que cumpla con la prisión domiciliaria.

Si la imputada llegara a dar un paso de más y se saliera de la zona delimitada, se disparará una alarma. Se supone que la cercanía que mantiene con la Policía frustraría cualquier intento de fuga que pudiera tener la acusada.

LEÉ MÁS

Escracharon la casa de un docente acusado de abusar de una alumna

Los descubrieron con 120 kilos de costillares en el baúl del auto

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario