El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
58% Hum
LMCipolletti Vaticano

La dinastía Zatti: los descendientes del último santo patagónico

Artémides Zatti fue canonizado por el Vaticano. Su obra en Viedma marcó a generaciones.

Se lee en los inicios de la Biblia Gaucha, el Martín Fierro: “Vengan Santos Milagrosos, vengan todos en mi ayuda”. Esa invocación cifra el destino del personaje que más nos representa.

Argentina cuenta desde entonces con sus propios santos, beatos y también con ejemplos de fidelidad cristiana, provenientes de otros países pero que forjaron su santidad en estas tierras.

Te puede interesar...

El último es el caso de Don Artémides Zatti, nacido en Boretto, una ciudad al norte de Italia, el 12 de octubre de 1880. Escapó de los rigores de la guerra y la hambruna a Europa y llegó a Argentina para radicarse en la ciudad de Bahía Blanca.

Durante más de 50 años ejerció su profesión de enfermero y religioso en el servicio de los pobre y enfermos en Viedma. Continúo con su ministerio a pesar de habérsele diagnosticado cáncer y ayudó a los más necesitados en sus recorridas en bicicleta de casa en casa hasta sus últimos días.

zatti2.jpg

Falleció en 1951 a los 70 años de edad y el 14 de abril de 2002 fue proclamado Beato por el entonces Papa Juan Pablo II. El paso siguiente hacia la declaración de Santo, la Canonización fue anunciada la semana pasada en el Vaticano por el actual Papa Francisco I.

El Padre Pedro Narambuena, integrante de la congregación salesiana fundada por San Juan Bosco explicó que así como San Francisco hermana, y su mirada superó fronteras, la santificación de Zatti es un regalo de Dios. "Don Zatti con la mirada en María Auxiliadora nos enseña a crear vínculo de familia de parentesco con los pobres", dijo.

"Generalmente buscamos ser parientes de los exitosos, pero no de los pobres, de los excluidos o descartados del sistema. Aquí podemos encontrar ese rasgo del corazón de Don Bosco, que quiso educar desde el espíritu de familia, el santo italiano decía: no basta amar, es necesario que se den cuenta que son amados", agregó.

Narambuena destacó que Zatti no se encerró en su lugar de trabajo, el hospital San José de Viedma, sino que se supo multiplicar para llegar a muchos, que no tenían a nadie.

WhatsApp Image 2022-09-01 at 5.36.59 PM (1).jpeg

La Patagonia

La población de la Patagonia es el encuentro de diferentes pueblos, culturas y tradiciones. Así se fue poblando con los habitantes que llegaron de diferentes lugares.

Tierra de sueños y esperanza, de distancias y oportunidades. Tierra donde son muchos los recursos y bellezas que encierra. Viedma, a orillas del Río Negro, a unos 30 kilómetros de la costa atlántica, se fundó en 1779 como uno de los fuertes centinela. Aquí llegan los misioneros Salesianos y las Hijas de María Auxiliadora en 1880, año en que nacía en Italia Artémides Joaquín Zatti.

"¡La Iglesia de Dios que está en la Patagonia, heredera de una tan rica tradición evangelizadora, ha de seguir siendo siempre misionera!”, dijo San Juan Pablo II cuando visitó Viedma en 1987.

Existen en la actualidad en la ciudad de Neuquén descendientes del frondoso árbol genealógico de Don Artémides Zatti. Muchos de ellos propietarios de comercios de antigua data llegados de Bahía Blanca y afincados en la zona como prósperos emprendedores y a la vez magníficos futbolistas.

Luisa Elcira Zatti, sobrina nieta de Don Artémides, comentó a LM Neuquén que su papá llegó a Neuquén en el año 1946 y pusieron un taller mecánico trabajando como socios con un amigo durante muchos años.

"Estaba en la calle San Martín en frente al primer surtidor de combustible de YPF, que está todavía frente a una Librería actualmente, eso era por aquella época la Ruta 22. Fueron las primeras Casas de Repuestos junto con “Oses” y “Casa Gisbert”, recordó.

zatti6.jpg

"Años después mi papá rompió la sociedad que tenía y traslado la casa de repuestos a un local propio que tenía en Belgrano 50, donde siguió trabajando como “Repuestos Zatti”. Mi padre fue una persona muy querida acá en Neuquén, además era muy buen futbolista. Falleció en 1972 a los 52 años de un infarto"; contó.

"Yo por entonces estaba viviendo en Bahía, estaba casada y tenía una nena de un año, con mi marido tuvimos que venirnos a hacernos cargo del negocio. Trabajamos allí por muchos años hasta que nos trasladamos sobre la ruta y cerca de una casa de comida rápida", dijo Luisa Elcira Zatti.

zatti.jpg

Ana Zatti, parte de esa enorme familia que quedó en Bahía Blanca, contó que Don Artémides tenía un tío llamado Juan que vivía en Bahía Blanca y que juntando parte de sus ahorros logró que su sobrino viajara a nuestro país.

"Al principio Zatti se empleó como placero municipal. Al tiempo llegaron sus padres junto a sus otros ochos hermanos a Argentina y se instalan en un conventillo de la calle Lavalle 327. Yo era muy chiquita cuando falleció Artémides, pero en la familia escuchaba hablar mucho sobre él. Nos comentaban que era un hombre muy grande, alto y de manos grandes. Bondadoso, divertido y muy alegre como somos en la familia", añadió.

"Siempre digo que no es que sea portadora de apellido Zatti, si no de la comunión espiritual y la comunicación que tengo con Don Zatti. Me convertí en evangelizadora hace 22 años cuando le pedí una “Gracia” prometiéndole que, si me la concedía, me avocaría a evangelizar a través de hacer conocer su vida. Así que desde entonces le entrego a las personas sus estampitas con la “Novena de la Oración del Rosario” detrás de su imagen, para que pidan, oren y agradezcan. Encargo en una imprenta estampitas de a mil", detalló Ana.

"He viajado a muchos países llevando este mensaje, así visité Vietnam, Laos, Japón, Palestina, India y Europa. Primero repartía unos folletos con la biografía de Don Zatti y les incluía la estampita, pero después se me hacía muy costoso y finalmente terminé repartiendo sólo las estampas con la imagen y la novena. Me acerco a la gente con mucho respeto, si me comentan que tienen alguna dolencia o enfermedad, primero les pregunto si son creyentes. A muchas personas cuando les doy una estampilla se estremecen en llanto y después terminan convirtiéndose en multiplicadores de este mensaje", agregó.

zatti (1).jpg

Ana Zatti contó que recibió la noticia de la canonización de Zatti a través de un periodista de Blanca Blanca que se había enterado del inminente anuncio del Vaticano. "De todos modos, yo estoy preparada para esto hace muchos años, siempre supe que iba a ser declarado Santo", dijo.

"Estamos trabajando para formar una Fundación Artémides Zatti pero, estoy muy sola en este trabajo, necesitaría apoyo. Yo ayudé a formar la pastoral de la salud “Artémides Zatti” de Rosario. Me gustaría hacerlo aquí también”, concluyó.

Por su parte, José Sobrero, otro de los integrantes de la congregación salesiana, señaló que Don Zatti será el primer Salesiano de la Congregación fundada por Don Bosco en ser declarado santo por la Iglesia. "Hasta el momento, los santos de la Familia Salesiana han sido fundadores de congregaciones como el Padre Murialdo, Madre Mazzarello o el mismo Don Bosco, acompañantes espirituales como Don José Cafasso , jóvenes oratorianos como Domingo Savio y mártires como los Padres Versiglia y Caravario. Artémides Zatti, el enfermero santo de la Patagonia, será canonizado por el Papa el próximo 9 de octubre. Así lo anunció Francisco en el consistorio realizado hoy en Roma, con presencia de los cardenales del mundo”, indicó.

zatti444.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario