El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
21% Hum
LMCipolletti Conflicto

La ciudad amaneció con basura por los despidos

Trabajadores denunciaron que manipularon sus evaluaciones

A tres días de asumir el mando, el intendente Claudio Di Tella enfrentó un bloqueo en Servicios Públicos que impidió la recolección de basura en la ciudad. Un nuevo gremio exigió la reincorporación de trabajadores a los que no se les renovó el contrato. La falta del servicio desencadenó muy rápido una lluvia de críticas y reclamos. Vecinos de los barrios San Pablo, La Paz, Villarino y otros no se hicieron esperar y expresaron a viva voz su malestar por distintos medios de comunicación. Horas más tarde, los empleados reactivaron el servicio con la promesa de una audiencia con Di Tella.

Es la primera medida de fuerza que golpea a la nueva gestión. El problema fue que un grupo de empleados municipales en conflicto con el Ejecutivo municipal -por el cese de 23 contratos laborales- había bloqueado la salida de los camiones compactadores que recorren la ciudad. Pero dejaron que se cumpla con el resto de los servicios. Por caso, no hubo problemas para salir con los regadores para cumplir con el cronograma previsto.

Te puede interesar...

La medida de fuerza comenzó a las 21 del jueves, cuando un grupo de aproximadamente 20 personas se apostó en la calle y sostuvo la protesta hasta ayer.

Desde el Ejecutivo municipal se informó que ya se radicó una denuncia penal y se dio intervención a la fiscalía. Aunque, luego, también se abrió una puerta de negociación.

El conflicto surge a raíz de la no renovación de 23 contratos laborales que dispuso la anterior gestión de gobierno y que luego el intendente Claudio Di Tella ratificó ante la falta de compromiso que se acreditaba en sus legajos. Sin embargo, los informes de la anterior gestión fueron puestos en duda y se revisará caso por caso.

Según la gestión anterior, muchos de ellos no se habían presentado a trabajar, sin previo aviso ni justificación, para recolectar la basura de un fin de semana. Pero no fue esa la única observación que tuvieron. Según explicó el ex secretario de Servicios Públicos, Aldo Mildemberg, quien tomó la decisión de no renovarles sus contratos, calificaban mal. “No llegaban a los seis puntos para que puedan continuar”, acotó en su momento.

“Las planillas de calificación que llegaron a Recursos Humanos no son las originales. Fueron modificadas, alguien las manipuló. Luego, sobre esas calificaciones, fueron despedidos”, advirtió Rubén Aranda, quien se presentó ante el Municipio como representante de los trabajadores a través de un nuevo gremio, Unión de Trabajadores Municipales. En la comuna, hasta ayer, desconocían si la organización está en regla para representar a empleados.

Aranda advirtió que, a excepción de dos o tres, el resto supera los seis puntos de calificación. Por lo tanto, agregó, corresponde que la mayoría renueve sus contratos. “Los que tienen entre ocho y 10 puntos pueden ser contratados por un año, y los que tienen menos de 8 pueden tener un contrato a prueba”, manifestó.

El gremio dio una tregua a la espera de una audiencia

Rubén Aranda, el secretario del gremio nuevo que nuclea a los trabajadores en conflicto (Unión Trabajadores Municipales), dijo que todavía no hubo una solución para los empleados desvinculados, pero aceptaron levantar el bloqueo y garantizar el servicio durante el fin de semana, con la promesa de una convocatoria. “Comprometieron una audiencia con el intendente (Claudio) Di Tella el próximo lunes”, anticipó.

En diálogo con LM Cipolletti, dijo que en eso quedaron con el coordinador de Servicios Públicos, Hugo Villablanca, con quien en horas de la mañana aclararon algunos puntos del primer conflicto que le estalló al Ejecutivo.

“Las planillas de calificación que llegaron a Recursos Humanos no son las originales. Fueron modificadas. Luego, sobre esas calificaciones, fueron despedidos”, advirtió Aranda.

El dirigente del sindicato -que el Municipio no conocía- comentó que el problema viene de la gestión anterior y acotó: “Esperamos una respuesta del intendente, que tenga un buen gesto con nosotros, nos reciba y reincorpore a los trabajadores”. Sobre todo, en un contexto económico muy sensible y en las vísperas de las fiestas de fin de año.

“No hubo solución, pero Villablanca nos mostró las hojas donde se califica a la gente y quedamos más tranquilos. Está claro ahí que los chicos están mal despedidos”, aseveró el sindicalista. El gremio que representa ya gestionó la personería y espera que salga en breve.

El Municipio confirmó que al menos 11 trabajadores serán reincorporados con un contrato a prueba, “al advertir algunos errores en las evaluaciones realizadas por la administración anterior”.

11 Los casos en los que la Muni reconoció errores

Mientras el gremio espera que todos los agentes sean reincorporados y solo admite que “dos o tres” no tienen el puntaje necesario, la Muni admitió errores solo en 11 casos.

Idas y vueltas en la decisión oficial

Los contratos vencían el martes 10 y la decisión de no renovarlos la tomó la gestión anterior. Aldo Mildemberg, ex funcionario, afirmó que los afectados eran “personas vagas”.

La nueva administración, a cargo de Claudio Di Tella, informó el miércoles, ante los primeros reclamos, que no revisaría la decisión de la gestión de Aníbal Tortoriello. Confirmaba así el fin de los contratos.

El anuncio del nuevo Ejecutivo derivó en una protesta y el Municipio se vio obligado a cambiar de postura. Ayer, anunciaron que 11 de los trabajadores firmarán un contrato a prueba de tres meses.

LEÉ MÁS

El presidente del Deportivo Roca pidió "colgar en la plaza" a los violentos

Los trabajadores de Servicios Públicos dieron una tregua hasta el lunes

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario