La carta de un "posible abortado" que ingresó al Concejo Deliberante

Fue un aporte a la discusión que se sigue sobre un proyecto para declarar a Cipolletti como ciudad provida y profamilia.

Christian Weber podría haber sido un “posible abortado”. Lo dice en una carta que aportó a la discusión que se cierne en el Concejo Deliberante para sacar despacho al proyecto de declarar a Cipolletti como ciudad próvida y profamilia.

Es un joven, de 28 años, que reside en Cipolletti, y es padre de dos hijas. Escribió esta carta el año pasado cuando los legisladores nacionales se debatían entre legalizar o no el aborto. Lo hizo para pedirles que no aprueben la iniciativa.

Te puede interesar...

“Si esa ley se hubiera aprobado hace tiempo, probablemente hoy yo no estaría escribiéndoles”, dijo.

Su madre biológica tenía apenas 12 años cuando fue violada y quedó embarazada. “Pero decidió no quitarme la vida, sino darme en adopción a la maravillosa familia que me crió”, comentó el joven.

La carta llegó a manos de los concejales que asistieron hoy a la comisión de Desarrollo Humano para escuchar las voces que quieren que Cipolletti sea declarara una ciudad próvida, entre ellas, la de Lucía Ezcurra, quien milita en contra de la legalización del aborto. También participó del debate el ginecólogo obstetra cipoleño, Jorge Maciel, quien ha encabezado varias marchas contra el aborto.

La carta que ingresó al Deliberante

Hubo otros oradores, como una estudiante de la Facultad de Ciencias Económicas, referentes de organizaciones no gubernamentales, representantes de las iglesias católica y evangélica; y vecinos que quisieron hacer un aporte a la discusión.

Weber formar parte de la Fundación Vida en Familia y de una Red Nacional de Hijos e Hijas Adoptados. También ha sido voluntario y se encuentra muy involucrado con distintas problemáticas de niños y adolescentes, como las adicciones, la inseguridad, la falta de contención y de un proyecto de vida.

Al debate de la comisión asistieron las ediles María Eugenia Villarroel Sánchez, Alejandra Villagra y la presidenta del cuerpo, María Elisa Lazzaretti. Marcela Linhardo está de licencia.

“Si no respetamos el derecho a la vida, ¿qué vamos a respetar?. Es un derecho fundamental en la pirámide jurídica. Todo el ordenamiento habla del respeto a la vida humana desde la concepción”, sostuvo Lazzaretti, también autora de un proyecto de ordenanza que todavía no se trata y habla de los derechos de la mujer embarazada y el niño por nacer.

Debate a contrarreloj

El proyecto de declaración se cae a mediados de mayo, pero habría consenso para sacar pronto despacho, sea por la minoría o la mayoría, a favor o en contra. “Seguimos hasta sacar despacho”, dijo Lazzaretti.

Indicó que, más allá de las distintas posturas y opiniones que se escucharon, “todos estamos a favor de la vida, de manera genérica”. Y destacó: “Lo interesante de los expositores es que hubo unanimidad para no presentar un debate de enfrentamiento entre los que están a favor y los que están en contra de la legalización del aborto”.

Comentó, además, que se habló de poner a disposición de la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad “un abanico de oportunidades, para que el aborto no sea la única opción”.

Sin embargo, su par Villagra advirtió que la mujer ya recibe acompañamiento en el sistema público de salud, por lo que consideró que lo que se pide con esta iniciativa no es nada nuevo, ya se está haciendo.

Fue de la idea de “separar las aguas”, porque este proyecto no tiene nada que ver con legalizar o no el aborto en la ciudad. “Este proyecto no habla del aborto, eso se debate en la Legislatura, acá se habla de la vida”, cerró Villagra.

Aquí la carta completa de Christian Weber.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario