La CAFI pide un plan frutícola de largo plazo

Tras la cumbre Macri-Weretilneck, exigen acordar objetivos.

El achique de Expofrut sacudió al complejo frutícola por cuestiones tangibles como la pérdida de puestos de trabajo y también simbólicas: la crisis ya no es sólo chacarera ni salarial, sino que las grandes empresas también pueden derrumbarse en el escenario actual. La reunión del jueves entre el gobernador Alberto Weretilneck y el presidente Mauricio Macri fue casi exclusivamente sobre fruticultura y sirvió para fijar una agenda conjunta con la Nación para buscar salidas a un escenario poco alentador.

La cumbre de mandatarios resultó llamativa para la dirigencia política rionegrina, pero también para actores de peso en el negocio frutícola, como la cámara de exportadores. Marcelo Loyarte, gerente de la CAFI, reconoció que no estaban al tanto de la reunión y que aún no fueron informados sobre los acuerdos alcanzados.

El empresario valoró el encuentro y consideró que es el empujón que necesitaba el sector para buscar puntos de acuerdo que permitan reclamar medidas a la Casa Rosada. “Hay que fijarse tres o cuatro objetivos y tenemos que encontrarle la vuelta porque no puede ser que no tengamos un plan de largo plazo”, aseguró al sitio revista-agrovalle.com.ar.

La CAFI fue señalada durante mucho tiempo como el único sector que ganaba con el escenario de los últimos años: temporadas cortas, menos volumen de fruta y precios muy bajos para los productores. Sin embargo, el cierre de las plantas valletanas de Expofrut dejó en evidencia que ya nadie se escapa de la crisis de la pera y la manzana. “Hace tiempo que decíamos que esto generaba pérdidas para todos. Y hoy vemos actores que se van y otros que se achican. El que quedó obligado a exportar a ultramar fue más perjudicado, mientras que el que pudo mantener la combinación de ventas a Brasil y el mercado interno tuvo mejores perspectivas”, explicó Loyarte.

El gerente de la agrupación de exportadoras aseguró que el sector tiene la voluntad de discutir metas y objetivos generales, contemplando los intereses de los chacareros, para “poder presentarle a Nación un plan de mediano y largo plazo como hicieron otros países cuando tuvieron crisis similares”.

En las chacras dicen que la actividad “no va más” y reclaman diálogo

“No va más”, aseguran los productores del Alto Valle respecto de su situación dentro de una economía regional que los expulsa desde hace años. En el sector también esperan que, tras la cumbre Weretilneck-Macri haya una convocatoria oficial al diálogo, porque a pesar de las protestas en la sede de Fruticultura que comenzaron hace varias semanas: “No nos atiende nadie”, según aseguró el chacarero orense Carlos Zanardi. Para el productor, la crisis ya alcanza a las empresas. “Toda la actividad exportadora va a la quiebra con este dólar. Expofrut se va porque la política monetaria no va a cambiar”, afirmó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario