Intimarán a vecinos para que se conecten a la luz

La mitad del barrio 4 de Agosto sigue enganchado ilegalmente.

La obra para conectar a todos los vecinos del barrio 4 de Agosto a la red de energía eléctrica terminó en diciembre, pero cerca de la mitad aún no inició el trámite. Es por eso que funcionarios municipales y vecinos del barrio que nació como una toma decidieron en comisión llamar a una convocatoria ampliada que participe a todos los futuros usuarios del servicio para que hagan de una vez el trámite, ya que en el corto plazo, la línea precaria de la que siguen colgados muchos de ellos será erradicada.

“Hicimos muchas reuniones, que fueron masivas, y todos pidieron el servicio. Empezamos con la obra, la terminamos, dimos constancias de residencia para que puedan solicitar la conexión, y ahora llegó el momento de que lo hagan. Está en sus manos solicitarlo”, expresó la directora municipal de Hábitat, Adriana Gallinger.

Te puede interesar...

Por eso, en los próximos días la funcionaria comentó que los intimarán a que se conecten a la red formal de energía eléctrica. Según precisó el secretario de Gobierno, Diego Vázquez, en los próximos días entregarán una nota a los vecinos, casa por casa, para que regularicen su situación, teniendo en cuenta que los trabajos ya fueron concluidos. “Durante el mes de febrero se procederá a quitar el tendido eléctrico precario al que muchos aún están conectados. Lo haremos por razones de seguridad pública”, acotó Vázquez.

Todavía no está del todo definido el plazo, pero Gallinger advirtió que una vez que la línea informal sea levantada, el vecino que no haya realizado el trámite correspondiente para comenzar a pagar por el servicio no tendrá más luz.

Posiblemente en dos semanas más, la comisión de vecinos y funcionarios municipales vuelva a reunirse con todo el sector para hacer extensivo ese planteo. Mientras tanto, continuarán recorriendo la barriada y concientizando a la gente sobre la importancia de cumplir con lo acordado. “Es algo que ellos pidieron para mejorar su calidad de vida”, concluyó Gallinger.

La obra de electrificación que emprendió Edersa y culminó en diciembre pasado consiste en una estación transformadora más la instalación de unos 1500 metros de línea de baja tensión, por un monto total que rondó los 700 mil pesos.

La no conexión de una parte del sector genera preocupación porque el barrio fue la punta de lanza para llevar luz a los asentamientos. Pero tampoco es una situación insalvable. Para el Municipio, todavía están a tiempo de que se conecten todos los vecinos, sin necesidad de retirar el tendido eléctrico.

Vázquez recordó que algo parecido, aunque con resultados mucho más lamentables, ocurrió en Balsa Las Perlas con el barrio La Esperanza, donde se hicieron los trabajos para electrificar a unas 200 familias, pero de ellas sólo cuatro vecinos pidieron el servicio, de modo que no pudieron conectarlos a la red, aunque inicialmente el 85% había prestado su conformidad. Aunque no cumplieron, hubo numerosos reclamos para que se conecte la luz.

El Municipio hizo la obra con el visto bueno de los frentistas, quienes ahora no completan el trámite. Les retirarán el tendido para no afectar a los que pagan.

“Hicimos muchas reuniones, que fueron masivas, y todos pidieron el servicio. Empezamos con la obra, la terminamos y ahora llegó el momento de que lo hagan”. Adriana Gallinger. Directora municipal de Hábitat

Prueba piloto para los asentamientos

Ex toma

El Municipio arrancó la regularización de la luz en 4 de Agosto porque los vecinos compraron las tierras. El objetivo era extenderlo.

Las Perlas

En Las Perlas se inició el proceso, pero apenas cuatro vecinos pidieron ser clientes de Edersa. Allí no se conectó el transformador.

Edersa quiere clientes

La empresa prometió facilitar las obras para sumar clientes regulares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario