El clima en Cipolletti

icon
Temp
47% Hum
LMCipolletti penal

Interno aceptó la culpa por un asesinato ocurrido en el penal cipoleño

Walter Mora cumplirá una pena unificada a quince años de cárcel. El hecho ocurrió en noviembre de 2019, cuando el imputado mató de una puñalada a otro preso, Roberto Carlos Argüello.

El acusado del crimen de Roberto Carlos Argüello, ocurrido en el interior del Establecimiento Penal 5 de Cipolletti en noviembre de año pasado, aceptó su responsabilidad penal en el hecho y cumplir una pena unificada a quince años de cárcel. Se trata de Walter Mora, un joven de 25 años que cumplía -en ese momento- una condena por diversos robos. El fallecido, en tanto, estaba condenado por el homicidio de Carlos Becerra en las 1200 Viviendas, en 2012.

El hecho investigado ocurrió a las 10:38 horas el 21 de noviembre de 2019, en el interior de un salón de visitas del penal cipoleño. En esas circunstancias, el acusado atacó a otro interno con un cuchillo marca Tramontina, hiriéndolo en la zona del tórax. Producto de las lesiones que afectaron parte del pulmón y del corazón, Argüello falleció a las 11:15 de ese día.

Te puede interesar...

La calificación legal en la cual la fiscalía encuadró el caso es es de homicidio simple, en carácter de autor.

A la hora de mencionar las evidencias, el fiscal destacó que existía una testigo presencial de lo ocurrido que había ido a visitar al fallecido y que -por otro lado- existía un video de una cámara de seguridad que había captado la secuencia. También mencionó a los integrantes del servicio penitenciario que asistieron al lugar inmediatamente después de la agresión.

Embed

Durante la audiencia, Mora aceptó su responsabilidad en el hecho, la calificación legal del caso y cumplir una pena de prisión correspondiente al delito cometido.

La defensa oficial que representó al acusado solicitó avanzar con la resolución del caso mediante un procedimiento abreviado. Mencionó que de su investigación surgía que ese día el fallecido habría intentado agredir a su defendido y que esto estaba vinculado a otros hechos sucedidos la noche anterior.

La víctima, Roberto Carlos Argüello de 35 años de edad, había sido condenado en el año 2012 a doce años de prisión por el crimen de Carlos Becerra en las 1200 Viviendas.

En consecuencia, las partes solicitaron que el hombre sea condenado a una pena de quince años de prisión, que unifica la pena que estaba cumpliendo al momento del crimen y la que le corresponde por el asesinato de Argüello.

Cabe señalar que los familiares de la víctima fueron consultados por el representante del Ministerio Público Fiscal, quienes estuvieron de acuerdo con avanzar con el procedimiento, y que el imputado fuera trasladado a otro establecimiento penal de la provincia.

El Tribunal que intervino en la audiencia adelantó que homologará la modalidad de juzgamiento y dictará la correspondiente sentencia en los próximos días. Como las partes renunciaron a los plazos para interponer recursos, la sentencia quedará firme de forma inmediata.

Walter Mora penal
Audiencia en diciembre de 2019.

Audiencia en diciembre de 2019.

Mora dijo que mató en defensa propia

Durante una audiencia realizada en diciembre de 2019, Mora afirmó en su declaración que el ataque fue en legítima defensa y apuntó contra las autoridades de la cárcel.

De acuerdo con sus dichos, se encontraba a cargo de la seguridad la jefa de enfermería, que fue trasladada de inmediato a Roca tras el asesinato.

Según indicó, la noche del 20 de noviembre hubo una mala decisión de mezclar en un mismo pabellón a dos grupos contrarios, y aseguró que ese hecho no fue casual sino intencional. "Nos juntaron alrededor de 16 personas, los del pabellón y los que estaban en el buzón. Querían que nos matemos. Hubo una pelea y tardaron como media hora en intervenir", contó Mora. En ese conflicto fue herido con un sartenazo en la cabeza, y añadió: "Sentí que me iban a matar". Agregó que las bandas estaban fuertemente armadas con facas caseras y arpones. La mayoría de los elementos cortantes fueron secuestrados después, durante una exhaustiva requisa.

Al otro día, Mora recibió la visita de su novia por la mañana. Resaltó que la mujer ingresó al penal con platos y cubiertos, y aseguró que estaban autorizados. Fue por pedido de él, ya que en las requisas se los habían quitado.

"Estaba en la cocina calentando el agua para el mate. Entró Argüello, que ese día no le tocaba visita, y se puso en la otra punta. Después comenzó a caminar hacia mí", contó sobre los segundos previos a apuñalarlo en el pecho con el cuchillo ingresado por su pareja. Dijo que se limitó a protegerse y que, tras el ataque, Argüello lo golpeó varias veces. Luego ingresó el personal del Servicio Penitenciario a separarlos.

En cuanto a Argüello, estaba catalogado como un interno peligroso y que estaba armado de forma constante. Incluso había accedido a un pabellón de autodisciplina, de régimen abierto, pero fue trasladado por problemas de conducta. Fuentes judiciales resaltaron que en el "código carcelario" se da por entendido que cuando dos internos con un conflicto reciente se acercan, es con intención de agredirse.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
50% Me gusta
50% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario