Asesinaron a un interno de una puñalada en el pecho: habrían ingresado un cuchillo en el horario de visita

El hombre había sido condenado en el año 2012 por el delito de homicidio simple y ya había accedido al beneficio de las salidas transitorias.

Un interno murió de una puñalada en el pecho en el Penal N°5 de Cipolletti esta mañana y ahora el Ministerio Público Fiscal investiga qué fue lo que sucedió. La víctima fue identificada como Roberto Carlos Argüello de 35 años de edad, quien había sido condenado en el año 2012 a doce años de prisión por el crimen de Carlos Becerra en las 1200 Viviendas.

De acuerdo a información brindada por fuentes judiciales, en junio de 2019 el interno ya había accedido al beneficio de las salidas transitorias -razón por la cual tenía una tobillera electrónica- e iba a terminar de purgar la condena en el 2023.

Te puede interesar...

Por el momento, desde fiscalía dieron a conocer que la investigación se encuentra a cargo de Martín Pezzetta y que el hecho ocurrió durante el horario de visita en el penal. En ese momento se encontraban con sus respectivas parejas, quienes ahora constituyen como testigos, y las cámaras de seguridad captaron lo sucedido.

A su vez, remarcaron que en el día de ayer los dos internos habían mantenido una discusión y que hoy a la mañana el desenlace fue fatal. Se cree que alguien habría ingresado un cuchillo marca "Tramontina" a la sala de visitas, el cual fue usado para perpetrar el crimen.

Argüello recibió una puñalada en el pecho que le generó una hemorragia y murió en el Hospital Pedro Moguillansky. Ahora, su cuerpo se encuentra en la Morgue Judicial, en General Roca.

El arma homicida ya fue secuestrada y se solicitó la autopsia al cuerpo.

El homicidio de Carlos Becerra

El hecho ocurrió el 28 de febrero de 2011 minutos después de la medianoche en la calle Manuel Estrada al 2029. En estas circunstancias, Carlos Roberto Argüello extrajo sorpresivamente un arma calibre 22 y le disparó en el pecho a Carlos Becerra, provocándole la muerte.

En el debate oral y público, Argüello fue defendido por Juan Pablo Piombo y, más tarde, condenado a 12 años de prisión por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario