Instalaron dos lomos de burro en el ingreso a Oro para evitar accidentes

Los vecinos y el Municipio se habían quejado ante Vialidad por el peligro de la Ruta Chica. Prometen otros dos reductores de velocidad en calle Iguazú.

La transitada y cada vez más peligrosa Ruta 65 sumó dos reductores de velocidad en uno de los ingresos a Fernández Oro. El explosivo crecimiento poblacional de esa ciudad provocó que haya muchos barrios al sur de la calzada y gran parte de los nuevos habitantes son oriundos de Cipolletti o Neuquén, lo que provoca un incesante ir y venir de vehículos que ha derivado en gran cantidad de accidentes.

Ante las quejas y el pedido del propio intendente Mariano Lavín, la Dirección de Vialidad Rionegrina construyó dos reductores de velocidad a metros del acceso por calle Rivadavia.

Vialidad busca lograr que se reduzca el promedio de velocidad al atravesar el tramo urbano de la Ruta 65 y así aumentar la seguridad, especialmente para los peatones.

Los atenuadores de velocidad recientemente colocados por la Dirección de Obras de Vialidad Rionegrina fueron construidos con mezcla asfáltica de aplicación en caliente, proveniente de la planta de producción que el organismo posee en Allen.

Los lomos de burro fueron colocados a pocos metros de distancia, a ambos lados del predio de Sthimpra. Ese era uno de los puntos críticos que el Municipio le había planteado a Vialidad, buscando medidas de infraestructura que ayudaran a reducir los accidentes. Una medida similar fue exigida para el ingreso por calle Iguazú y el organismo provincial confirmó que instalará otros dos reductores en ese tramo. Lo mismo ocurrirá en los puntos más peligrosos del acceso a Allen por la Ruta Chica.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario