Insisten para que el Municipio autorice el boliche al aire libre

El emprendedor que quiere abrir una discoteca en un predio de Ruta 151 asegura que dará trabajo a 50 personas y fomentará iniciativas sociales.

Para los impulsores del polémico boliche bailable al aire libre junto a la Ruta 151, su emprendimiento no afecta a la actividad rural ni tiene nada que ver con las fiestas que a veces se improvisan, vía Facebook y otras redes sociales, en alguna chacra por jóvenes que no apuntan más que a una actividad pasajera. “Nuestra propuesta es de un lugar permanente. Nosotros no nos vamos a ir, será un boliche que seguirá y que responderá a todos los requisitos que se exijan”, afirmó Juan Manuel Flores.

El joven empresario recordó que su familia es cipoleña y trabaja para invertir en la ciudad. En este plano, destacó que su nuevo proyecto se ubicará en la zona de servicios de ruta, por lo que no ocupará ni perjudicará las tierras productivas del sector.

“Las críticas relacionadas con el uso de las chacras no nos afectan porque no tenemos nada que ver con el área rural”, enfatizó.

Del mismo modo, se diferenció de las fiestas juveniles que, sin control alguno, se suelen organizar en los alrededores de la ciudad y que a veces concluyen en peleas y situaciones no queridas. “Lo que nosotros vamos a hacer será algo perdurable. Estamos invirtiendo en la iluminación, el sonido y en todo lo que necesitan las instalaciones. En el lugar habrá barras, baños, un espacio donde se venderán las entradas, y contaremos con seguridad y con todo lo que permita un funcionamiento a lo largo del tiempo”, manifestó.

Flores indicó que el proyecto todavía está en la etapa de reconocimiento y habilitación por parte de la Municipalidad, cuyos requisitos se van satisfaciendo a medida que se van planteando.

Consideró que no se les puede reprochar nada de fondo porque en la zona de servicios ruteros pueden tener actividad emprendimientos como el que ellos propician.

Además, la modalidad “social” que tendrá el boliche, con campañas diseñadas con ayuda de un psicólogo contra las adicciones, en particular las de las drogas, convierten a la propuesta en única en su tipo en la región y tal vez, incluso, en el país.

Además, se fomentará la modalidad del conductor designado y se juntarán las latas de bebidas en tachos especiales para lo cual tendrán la colaboración de una ONG. Lo que se pueda recaudar con esta iniciativa se donará a instituciones como las de salud.

Mete presión

Una promesa de fuentes laborales

En tiempos de recesión, desempleo y cierre de comercios, el boliche bailable que se quiere abrir en el kilómetro 6,5 de la Ruta 151 brindaría ocupación a unas 50 personas, entre personal permanente y tercerizados. El dueño del emprendimiento asegura que ya entrevistó a un centenar de interesados. Por ese motivo, los empresarios creen muy necesario que se avance en el proceso de autorización.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario