"Hay que tener una estrategia de ciudad"

Aníbal Tortoriello. el intendente aseguró que agarraron un auto que venía chocando por la banquina y que luego de tres años ya lo pusieron nuevamente sobre la ruta .

Completando su tercer año al frente de la ciudad, Aníbal Tortoriello asegura que ya disfruta de su rol porque la Muni “funciona y está ordenada” y planteó que actualmente está centrado en planear el desarrollo a largo plazo porque “hay que tener una estrategia de ciudad” para que el crecimiento vaya acompañado de una actividad económica que genere empleo. Promete más asfalto para el próximo año, la continuidad de las obras para evitar inundaciones y el desarrollo urbano de 560 hectáreas.

¿Qué cambió del primer año de gestión al actual?

Cuando entré, el ritmo era demoledor. Estaba desde las 7 a las 19. Encontramos un desastre. Teníamos que aprender, pero más que nada porque todo estaba destruido, la economía, los vehículos, con los empleados había problemas... Hoy la Municipalidad funciona, no con piloto automático, pero las secretarías están ordenadas y tienen autonomía. El primer año fue full time, siempre había cosas pendientes. El segundo y el tercero fueron para disfrutar, no digo que no haya problemas, pero ahora todo funciona.

Te puede interesar...

¿Qué tan lejos está del ideal planteado para su gestión?

Agarramos un vehículo que iba chocando por la banquina y hoy lo pusimos sobre la ruta. Podemos ir más rápido, con más eficiencia. Tenemos que seguir profesionalizando a los trabajadores municipales. Es un viaje recién empezado. Tenemos que tener mejores servicios. Hay que lograr la mayor eficiencia y calidad de servicio. Son las mismas premisas que como empresario, sólo que acá la calidad de servicio es brindar una buena atención al vecino, gastando lo menos posible.

Más allá de los servicios, ¿cuáles son las preocupaciones a largo plazo?

Tenemos que pensar en el crecimiento y el desarrollo de la ciudad. Además de las 560 hectáreas, impulsar un nuevo parque industrial en la zona norte con la nueva traza de la ruta, por ejemplo. Hay que aprovechar nuestras actividades económicas, como el potencial para brindar servicios para Vaca Muerta y el perfil universitario. Hay que tener una estrategia de ciudad y hoy estamos en esa etapa, porque podemos ocuparnos de otra cosa que no sea solo la gestión diaria.

¿Cuál será el impacto de la nueva urbanización?

Las 560 hectáreas son un paso gigante, trabajamos casi un año para reformar el Código de Planeamiento. Para que la gente se dé una idea, representa el doble del espacio del Distrito Vecinal. Estamos sumando un 30% de la superficie urbanizable que ya tiene la ciudad. Era la única forma de ampliar la zona urbana. No tener tierras fue uno de los motivos por los que hubo tantas tomas.

Ahora va a haber posibilidades para sindicatos, cooperativas y emprendedores privados. Además, esto va a bajar el precio de la tierra.

¿Cómo se van a desarrollar los loteos?

Los desarrollos los van a hacer los gremios, porque así la familia va a pagar el costo de la infraestructura y el lote. Hoy venden terrenos a 50 mil dólares y valen 12 mil pesos. Alentamos a que las organizaciones utilicen esta modalidad. Algunos ya lo hicieron y nosotros mismos estamos buscando alguna chacra para hacer un loteo para los empleados municipales. La ordenanza va a aprobarse pronto y a partir de ahí quien tenga la tierra va a poder presentar el proyecto para empezar el loteo.

¿Cuáles son las próximas obras en carpeta?

El año que viene vamos a continuar con el cordón cuneta en los barrios en los que no hay. También vamos a ser muy agresivos con el asfalto. Licitamos 90 cuadras, tenemos otra a punto de lanzarse con 85 cuadras. Y vamos a continuar el entubamiento de canal hasta el Anai Mapu, primero hasta Venezuela -con dinero del Plan Castello- y desde ahí hasta el Mapu -por administración-. A esa obra vamos a colocar un ducto nuevo en la Venezuela, de punta a punta.

¿El proyecto del nuevo municipio se pondrá en marcha en 2019?

Ambicionamos empezar con el proyecto del nuevo Municipio, estamos definiendo el plan ejecutivo y el presupuesto. La intención es hacer una inversión público-privada, lo que nos daría parte de la financiación. También vamos a ofrecer el edificio actual para obtener los recursos. Estimamos que alcanzaría ese ingreso para hacer toda la obra y que el año que viene podríamos empezar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario