Harán un cinerario para depositar a personas cremadas

Harán un cinerario para depositar a personas cremadas

El cementerio de Cipolletti está al borde del colapso desde hace ya mucho tiempo, a pesar de la construcción de nuevos nichos que realizó el Municipio, que pronto estarán todos ocupados. Ante esta situación, la cremación comenzó a ganar terreno, pero tampoco hay un lugar óptimo para el guardado de las cenizas, por lo que la comunidad de Ferri comenzó a trabajar en el proyecto de un cinerario.

Desde la capilla Santa Rita iniciaron una colecta para poder llevar adelante el proyecto, que surgió hace ya cuatro años. Faltan aún $200 mil para materiales y piden la colaboración de aquellos que quieren sumarse a la iniciativa. Un vecino ya se comprometió a donar la mano de obra.

La cremación es algo cada vez más habitual en la ciudad. Sin embargo, hay quienes después no saben qué hacer con las cenizas. Por eso, en el 2014 los miembros de la comunidad católica de la capilla Santa Rita de Ferri, conducidos por el padre Gustavo Varela, pensaron en la posibilidad de construir un cinerario para alojar las cenizas de sus fallecidos y poder visitar sus restos en un espacio sagrado, aunque aclararon que el lugar estaría destinado a personas de cualquier credo.

María Dora Méndez es arquitecta y devota de la Iglesia católica. Pese a que ya no ejerce su profesión debido a un nuevo proyecto, fue quien planeó el cinerario: “Me encanta diseñar y además estoy muy involucrada en este proyecto”. Explicó que es una iniciativa que puede favorecer al Municipio ya que en una caja de un metro cúbico entran 5000 personas cremadas. “Nuestro cinerario va a ser un poco más grande, por lo que se estima que entren aproximadamente 6400 fallecidos”, explicó.

Comentó que pese a que la Iglesia siempre se mantuvo reacia a la idea de la cremación, en los últimos 15 años Jorge Bergoglio, primero como cardenal y ahora como el papa Francisco, impulsó la construcción de varios cinerarios en catedrales de Buenos Aires, ya que desaprueba que se retengan las cenizas en las casas o se las esparza por diferentes lugares. “Hoy nos gustaría concretar el nuestro ya que el más próximo a Cipolletti se encuentra en Bahía Blanca”, subrayó la arquitecta.

María se involucró con el proyecto porque, además de ir a misa todos los días, tuvo una experiencia familiar que despertó su interés. “Mi hermano falleció en España y era muy costoso traer un ataúd desde Europa. Lo cremamos y mucho tiempo no supe qué hacer con las cenizas, hasta que fallecieron mis padres y los enterré a los tres juntos en el cementerio de Cipolletti”, relató. Es por eso que asumió como propio el proyecto: “Necesitamos un lugar físico al cual a ir a llorar a nuestros muertos”.

La idea es construir el cinerario en uno de los extremos del patio de la capilla. El diseño constará de una cruz gloriosa que surge desde el agua, la cual contendrá las cenizas. Ya compraron la estructura metálica de la cruz, las placas de acero inoxidable y una bomba de agua. Los que quieran colaborar pueden hacerlo depositando dinero en la caja de ahorro 1911320095932, llamando al (299) 4712308 o mandando un mensaje privado al Facebook Cinerario Capilla Santa Rita.

Inclusivo: El cinerario será para personas de todas las creencias, aunque lo impulsan católicos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario