Golpes y amenazas por colgar un LCD en la pared

Violencia de género. La víctima apunta al dueño de su departamento.

En mayo, una joven se mudó a un departamento de Fernández Oro con su nene de 2 años y un mes, sin imaginar que se metía en la boca del lobo. Comenzó a tener problemas con el dueño, su vecino, porque le molestaba que el niño llorara de noche. Y el sábado, minutos después de las 22, la relación llegó a límites insospechados. De acuerdo con sus dichos, por colocar en la pared un LCD una patota la atacó a pocos metros de su casa.

La denunciante, Estefanía Quiroga, de 23 años, cree que todo lo planeó el propietario, un hombre de apellido Cid. Le cortaron la luz, ella salió de su casa y la atacaron.

“No alcancé a golpear la puerta cuando me agarraron del cuello. Yo pensé que lo estaban asaltando. Quedé atascada contra la pared y me decían de todo”.

Aseguró que uno de los agresores, que estaba acompañado por dos hombres y una mujer, le dijo: “Acá estás, hija de puta, yo te corté la luz. ¿Así que te hacés la viva con mi papá?”, y mientras la agarraba del cuello contra una pared se despachó con una amenaza mucho peor: “No te olvides que tenés concha y yo te la puedo cortar en dos”.

La arrinconaron cuando se dirigía al departamento del locador para que le indicara dónde estaba la térmica. “No alcancé a golpear la puerta cuando me agarraron del cuello. Yo pensé que lo estaban asaltando”, contó. Según sus dichos, a un vecino lo golpearon cuando intentó defenderla. “Yo quedé atascada contra la pared y me decían de todo”, añadió.

Pudo escapar y meterse en su departamento, hasta que llegó la Policía y salió a recibirla. Hoy, Estefanía se encuentra con custodia policial y no sabe dónde irá a parar. “Ni yo me creo lo que me pasó”, expresó a LM Cipolletti.

Además, tiene problemas con la custodia ya que la Policía a veces llega tarde. A la denuncia penal se sumó ayer un pedido de ayuda a Defensa del Consumidor, en Cipolletti, ya que alquiló el departamento por una inmobiliaria. Aseguró que dará pelea hasta el final.

“Yo no hago junta, cuido a mi hijo y no debo ningún alquiler. Todo fue por el LCD, no hay otra cosa”. Estafanía Quiroga Denunció a su locador por violencia de género.

Reubicación

El reclamo contra la inmobiliaria

Por el hecho, la mujer radicó una denuncia judicial en Cipolletti, en la que interviene el fiscal Guillermo Ibañez, y ayer se dirigió a Defensa del Consumidor para que la asesoren, ya que la inmobiliaria, por medio de la cual alquiló tal departamento, “se lavó las manos”. Según contó Estefanía, tenía para seis meses más en esa propiedad, de acuerdo con lo establecido por contrato, que vencía en mayo de 2017.

“La inmobiliaria me tiene que ubicar en otro alquiler”, añadió. A la inquilina y al dueño sólo los separan cuatro metros de distancia, por lo que es un peligro que ella siga viviendo allí después del hecho denunciado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario