Fuerte caída en las ventas

En Cipolletti, el descenso fue incluso mayor al promedio nacional.

La caída en las ventas en Cipolletti durante julio fue superior a la media nacional. Las estimaciones de la Cámara de Industria y Comercio ubicaron el desplome en un 6,2 por ciento, por arriba del 5,8 que dio como promedio para el país la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

Entre los rubros más afectados a nivel local y nacional se cuentan electrodomésticos, zapaterías y mueblerías. Pero, en general, la totalidad de los sectores volvió a sentir el cimbronazo de la merma en el consumo.

El panorama para los próximos meses y hasta fin de año no se muestra tampoco muy optimista. En la dirigencia de la CIC han sido valoradas en forma negativa las expresiones del presidente Mauricio Macri de que la inflación anual rondará el 30 por ciento y la visión bastante general en el oficialismo de que la segunda mitad del año será un tiempo difícil para la economía. Es un período largo y complicado para enfrentar.

Para los comerciantes, sería de gran interés que la administración del país disponga de medidas que ayuden a sostener la actividad mercantil e industrial y promover el consumo. Por ahora, sin embargo, no se observan signos de reactivación.

De acuerdo con la CAME, la caída de julio fue, en términos interanuales, es decir, entre mes y mes de 2017 y 2018, la más marcada en los últimos 20 meses. Y también registró una caída en comparación con junio, del orden del 0,8%, pese a las expectativas que siempre despiertan las vacaciones invernales.

Ayer, el titular de la CIC, José Luis Bunter, manifestó que el repaso de los rubros en Cipolletti dio un porcentaje algo mayor que la media nacional, lo que muestra las serias dificultades que se viven en esta parte del país.

A su juicio, el efecto combinado de los aumentos de los servicios y del combustible y la imposibilidad para los comerciantes e industriales de seguir reduciendo sus márgenes de ganancia se ha traducido en mayores precios y, por ende, en la retracción del consumo que ahora se está soportando.

Con motivo del lanzamiento de las campañas promocionales de Descuentos Imperdibles y las próximas que se vendrán con la denominación de Noches de Fuego, la conducción de la CIC ha venido manteniendo contactos con referentes de las cámaras de otras partes del país, entre ellas, algunas pertenecientes a ciudades de las provincias del norte. A partir de estos contactos, han podido cerciorarse de que la situación es aún más grave en esos lugares.

Sin embargo, para los empresarios de aquellas zonas por lo menos existe una diferencia a su favor: pagan menores salarios y hay mucho menos trabajo en blanco. Además, en Cipolletti, y en todo Río Negro, el aumento del impuesto a los ingresos brutos ha sido un golpe para la economía privada. “Nos están destruyendo. Sigue creciendo el cierre de locales y esto tiene que parar”, enfatizó Bunter.

6,2% bajaron en julio las ventas aquí, contra un 5,8 en el país. Y el cierre de locales continúa.

No pueden perder más ganancias

Duele la carne

En las carnicerías, los propietarios venían haciendo un gran esfuerzo para no subir precios. Sin embargo, la media res está aumentando de 2 a 4 pesos por semana y ya no pueden absorber la diferencia acumulada.

Quieren un alivio

La CIC gestionará una reunión con el secretario de Trabajo, Lucas Pica, porque hay demasiada presión en tiempos de crisis.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario