Frigerio: "En Bolivia hubo un quiebre institucional"

El ministro del Interior habló del presente del país vecino y del futuro de Juntos por el Cambio en la oposición. La interna local con Crexell.

Por Javier Polvani - polvanij@lmneuquen.com.ar

“Hubo un quiebre institucional que hay que condenar claramente”. La definición sobre la situación de Bolivia que entregó a este diario el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de paso por Neuquén, distó de las consideraciones expuestas por el canciller Jorge Faurie desde que se produjo la renuncia de Evo Morales a la presidencia, el domingo en la noche. El funcionario del gobierno nacional accedió a una breve entrevista con LM Neuquén antes de subirse al vuelo chárter que lo llevaría a Buenos Aires después de inaugurar una planta cloacal en Senillosa, junto al intendente Hugo Moenne y el gobernador Omar Gutiérrez, con quien compartió una charla distendida en el tránsito por la Ruta 22 hacia la localidad. Habló del futuro del macrismo y su rol en la oposición.

Te puede interesar...

Embed

—Vino a inaugurar una obra en el final de su gestión.

Sí, lo vivo con emoción por ver cómo el esfuerzo de estos cuatro años se puede cristalizar con mejoras para la gente. Orgulloso de trabajar con el gobernador y los intendentes de distintos espacios.

—¿Juntos por el Cambio se mantendrá unido en la oposición?

Tenemos la enorme responsabilidad de estar a la altura de lo que nos transmitieron 10 millones de argentinos con su voto. Tenemos que cuidar los valores que defienden. Y también debemos ser una oposición constructiva, que ayude a solucionar los problemas que nosotros no pudimos resolver. Para eso tenemos que estar juntos, tenemos que hacer un enorme esfuerzo para seguir construyendo un espacio unido, cuidando que haya lugar para todos.

Entrevista-a-Rogelio-Frigerio.jpg

—Gutiérrez y Alberto Weretilneck acaban de anunciar un interbloque en el Congreso. ¿Ve posibilidades de acercamiento?

Creo que más allá de lo partidario, lo que tenemos que tratar de hacer es trabajar por valores que compartimos con Gutiérrez, Weretilnek y otros espacios provinciales. Nosotros tenemos que priorizar los valores que la gente entiende que representamos. También un espíritu de colaboración y de construcción de consensos que no siempre encontramos nosotros desde el oficialismo en la oposición.

—Tienen lío en Juntos por el Cambio en Neuquén. ¿Cómo lo van a resolver?

Se tiene que resolver con responsabilidad, anteponiendo los intereses, en este caso, de la gente y después del espacio por delante de las pretensiones personales. Me parece que todos tenemos que ser muy responsables y estar a la altura de las circunstancias acá en Neuquén, como en cualquier otro rincón del país, entendiendo que tenemos que estar unidos, ahora desde el llano, desde la oposición.

—En Neuquén tuvieron una disputa judicial por una banca en el Senado, que es importante para lo que viene.

Esa disputa se zanjó. La Corte Suprema determinó que Lucila Crexell sea la próxima senadora por Neuquén. Ahora hay que trabajar para limar diferencias y todos juntos dar una respuesta a la enorme expectativa que hay en la gente.

Entrevista-a-Rogelio-Frigerio-3.jpg

—¿No temen que Crexell vuelva con la banca al MPN?

Todos los que están en el Congreso por Juntos por el Cambio tienen que respetar ese mandato de la ciudadanía. En este caso, de los neuquinos.

—¿Qué rol va a jugar usted?

La verdad es que no lo sé, voy a volver a la actividad privada, pero seguramente estaré vinculado con la política porque es algo que me gusta.

—¿Qué consecuencias puede tener para Juntos por el Cambio la diferencia de criterio con la UCR sobre la situación de Bolivia?

Ninguna. Yo creo que en el fondo coincidimos todos en que hay que tener una enorme preocupación por el quiebre institucional, que significa que un presidente no termine su mandato. No es tan importante darle un título a eso, lo importante es llevar tranquilidad y pedir por la no violencia de cualquier origen y esperar que los bolivianos por su cuenta puedan recuperar la institucionalidad.

Embed

—¿Por qué cree que no es importante definir si hubo un golpe de Estado?

Porque estamos en medio de un proceso, me parece que no corresponde plantear una división en Argentina por lo que está pasando en un país hermano.

—¿Para el gobierno argentino, la presidenta que asumió es la presidenta de Bolivia?

Si para Bolivia hoy esta transición y el llamado a elecciones lo tiene que hacer la nueva presidenta, nosotros vamos a acompañar ese proceso.

LEÉ MÁS

Confirmado: por orden de la Corte, Lucila Crexell será la senadora de Cambiemos

Quedó inaugurada la nueva planta de tratamiento cloacal en Senillosa

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario