El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
55% Hum

Fingió que tenía hambre para entrar a robar a una panadería

El hombre, de 32 años, se aprovechó de la buena voluntad de un empleado y bajo amenazas de arma blanca le robó sus pertenencias. Ocurrió en la panadería La Artesana, en Lavalle y Esmeralda.

Un hombre simuló que pasaba hambre y necesidad para ganarse la confianza de un empleado que se encontraba trabajando en la producción de una panadería llamada La Artesana que está ubicada en las calles Lavalle y Esmerada. En esas circunstancias, se presentó y le preguntó si le podía dar pan. El trabajador accedió y dejó la puerta abierta del local comercial, situación que fue aprovechada por el sospechoso para ingresar a robar.

Desde la Comisaría 32 se informó que el hecho ocurrió este martes, alrededor de las 2.50 de la madrugada. Las fuentes policiales consultadas aclararon que para cometer el robo el delincuente utilizó un arma blanca. Lo amenazó al empleado y le exigió así que entregue todas sus pertenencias. De esta manera, se apoderó de un teléfono celular y dinero en efectivo, pero se aclaró que el ladrón no llegó a lastimar a la víctima.

Te puede interesar...

Cuando logró su objetivo, se dio a la fuga. Pero un llamado al Comando Radioléctrico dio cuenta del hecho justo a tiempo y el personal que acudió al lugar pudo interceptar al delincuente. Ya sabía como iba vestido y qué características físicas tenía para reconocerlo. Con esos datos, los efectivos policiales montaron un operativo cerrojo en la zona que contó con la colaboración de otras unidades como la Comisaría Cuarta.

Panadería La Artesana WEB01.jpg

Fue así que a pocos metros de la panadería pudieron localizar al sospechoso, quien lejos de desistir con su propósito, se resistió y luchó para no ser detenido. "Intentó agredir a los efectivos con el arma blanca utilizada en el robo. Luego se dio a la fuga, pero fue interceptado por otros móviles que concurrieron en refuerzo del personal", informaron las fuentes consultadas.

El autor del hecho fue detenido en calles Lavalle y Fray Mocho. Asimismo, los policías pudieron recuperar todas las pertenencias que le habían sido sustraídas al empleado de la panadería. Inclusive secuestraron el cuchillo con el que el sospechoso había amenazado a la víctima para hacerse de sus pertenencias.

Tras su detención, el ladrón fue trasladado en un patrullero hasta la Comisaría 32, donde esta mañana permanecía demorado y a disposición de lo que resuelva la fiscalía de turno por una causa que en principio fue caratulada como robo calificado en grado de tentativa.

Se informó que el ladrón ronda los 32 años y no tiene domicilio en esta ciudad. Sería oriundo de Neuquén, aunque la Policía espera recibir sus antecedentes para cotejarlo.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.5555555555556% Me interesa
5.5555555555556% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
88.888888888889% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario