El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
29% Hum
LMCipolletti choque

Espectacular choque y milagro: uno de los autos cayó a un canal

Ocurrió en calle Maestro Espinosa y 2 de Abril, en Fernández Oro, al límite con Cipolletti. "Todos asustados, pero con lesiones leves", se informó. Dos jóvenes hermanos y una madre y su hijo, los accidentados.

Un impactante choque se produjo pasado el mediodía de este martes en Fernández Oro, al límite con Cipolletti, producto del cual uno de los vehículos cayó a un canal con sus ocupantes en su interior. De manera milagrosa, sólo hubo que lamentar lesiones leves y daños materiales.

El espectacular accidente tuvo lugar en la intersección de las calles Maestro Espinosa y 2 de Abril, de la vecina ciudad, donde colisionaron en forma violenta un Polo gris y un Ford Ka blanco.

Te puede interesar...

"Uno -el Ka- quiso doblar desde 2 de abril a Espinoza, con dirección a Cipo y el Polo desde Espinoza a 2 de Abril, en dirección a Oro. No se vieron y se tocaron fuerte", contó una fuente de la Comisaría 26° a LM Cipolletti.

image.png
Espectacular choque y milagro: uno de los autos cayó a un canal

Espectacular choque y milagro: uno de los autos cayó a un canal

Como consecuencia del choque, y debido a una brusca maniobra para evitar impactar de lleno, uno de los rodados se incrustó en una zanja lindera.

En ese vehículo circulaban los hermanos Néstor y Micaela Fedelli, "quienes están asustados, pero por suerte no les pasó nada grave", comentó su papá Gustavo a este medio.

En el otro coche se desplazaban una madre (Tamara Maldonado, 40 años) y su hija -Geanella, 19-, quienes también fueron derivados al Hospital local, donde recibieron asistencia médica. La señora dijo conocer el camino, que "es una calle angosta" y que la sorprendió la "velocidad" con la que apareció el otro automóvil.

image.png

"Lo importante es que los 4 ocupantes de ambos vehículos están bien. Gracias a Dios venían con los cintos, fue el tirón más que nada. Igual mis hijos están asustados, el primer auto, su primer choque...", admitió el hombre, quien por cuestión de minutos no presenció azarosamente el accidente de sus hijos.

"Yo venía detrás, en la moto. Cuando vi la patente me preocupé, pero por suerte resultaron casi ilesos, con algunos golpes a penas. Pudo ser mucho peor". Y sí, las imágenes hablan por sí solas.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario