EPRE-Edersa, nuevo round

Aumenta la tensión entre el Gobierno y la distribuidora de energía.

A dos meses de la audiencia pública para fijar una nueva tarifa del servicio, el Gobierno y la distribuidora eléctrica Edersa cruzan acusaciones sobre incumplimientos, con la amenaza de la quita de la concesión de por medio.

Desde la empresa aseguraron ayer que la deuda con la cámara que regula el mercado mayorista de energía está “regularizada”, aunque admitieron acreencias y apuntaron contra el EPRE, pero el ente regulador ratificó todas sus denuncias.

“Hace unos días dijimos que el ente regulador miente, y hoy lo ratificamos. No es cierto que Edersa mejoró sus ingresos en 2015, tampoco es verdad que no le estamos pagando a Cammesa, y menos que no presentamos la información requerida. Invertimos y seguimos invirtiendo. Si no fuese así, sería imposible conectar todos los años a 8 mil nuevos usuarios”, manifestaron desde la compañía.

Sin embargo, el EPRE emitió un comunicado oficial en el que planteó que la firma “registra a una deuda superior a los $548 millones, que pone en riesgo el normal abastecimiento de energía. Y esa suma ha sido percibida por la empresa de los usuarios rionegrinos que han pagado regularmente su tarifa los últimos dos años”.

Matías Bourdieu, presidente de Edersa, se refirió a la deuda y aseguró: “A partir del cambio de gobierno nacional se realizó un acuerdo en que se estableció un plan de pago y Edersa comenzó a pagar con la totalidad de sus fondos. Todos los atrasos incurridos en este último semestre están originados por el atraso tarifario que sufre la compañía. La situación de Edersa con Cammesa está totalmente regularizada”.

Así, a pesar de plantear que no hay riesgos para el servicio, el empresario reconoció deudas con Cammesa y apuntó a la que parece ser el trasfondo de la batalla pública: la nueva tarifa.

El EPRE designó ayer al defensor de los usuarios para la audiencia pública que fijará los nuevos costos para los usuarios, mientras mantiene su amenaza de quitar la concesión si la empresa no se pone al día.

Respecto de la situación financiera de la firma, el EPRE advirtió que no se cumplieron los planes de obras acordados en 2015 y que todos los fondos inyectados para equipamiento o desarrollo surgieron del pago de boletas de los usuarios ya que el nuevo grupo accionista que controla a Edersa “no ha hecho ningún aporte genuino de capital a la empresa”.

Enfrentados
Las dos voces del conflicto

Deuda
Según el EPRE, la empresa debe casi $550 millones por energía, pero Edersa asegura que inició un plan de pagos y no le bajarán la perilla al sistema rionegrino.

Inversiones
La empresa afirmó que adquirió equipos y amplió sucursales con una inversión millonaria, pero el Gobierno aseguró que no cumplió con sus promesas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario