El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
51% Hum
LMCipolletti Federal A

En un partido sin público, los hinchas casi suspenden Cipo-Madryn

Desde el exterior al estadio vieron el partido contra la barda y se enfurecieron contra el banco visitante a 3 minutos del cierre. Mucho para repasar de cara a Olimpo.

El duelo patagónico por la 15ª fecha del Federal A se empezó a jugar el miércoles, más allá que el pitazo inicial de Pablo Núñez en el Gigante de Centenario se oyó a las 15 en puntos del soleado domingo en la localidad neuquina.

Entre semana y después de conocerse la designación de árbitros, Carlos Córdoba fue reemplazado por Núñez y se armó el debate. Increíblemente, el primer designado había sido sorteado también para estar presente en el Riestra-Tigre de la Primera Nacional que fue victoria visitante por 3 a 1

Te puede interesar...

La presencia del Deportivo Madryn suele generar este tipo de revuelos extra deportivos por los que siempre termina señalado en los últimos tiempos del Federal A, más allá de su riqueza deportiva en la conformación de planteles, poco vistoso en este caso, pero efectivo.

El pecado deportivo de Manuel Berra fue ir al piso dentro del área, con Sebastián Jeldres de espaldas al arco defendido por Facundo Crespo, cuando el local había hecho lo más difícil, ponerse en ventaja a los 10 minutos por intermedio de Juan Pablo Zárate.

La dudosa infracción no dio espacio para la duda del juez sanjuanino que corrió enérgico al punto penal a los 18 minutos y Fabio Giménez cambió por gol sólo dos más tarde. El tiempo muerto transcurrido entre la sanción y la ejecución fue propia de las protestas albinegras.

Desde ese momento, los ánimos comenzaron a caldearse, pero increíblemente mucho más afuera de los límites del estadio, favorecidos por los terraplenes que rodean al perímetro de las instalaciones, decenas de hinchas encontraron la manera de ver, "alentar" y manejar el pulso del partido, sin la prevención policial suficiente para cumplir con un cordón de seguridad en el exterior, no interior donde sólo había prensa acreditada y jugadores cipoleños de la primera local acompañados por dirigentes.

Las protestas en tono de insulto se fueron convirtiendo en el arrojo de piedras contra el banco visitante. No se corrigió a tiempo.

Hasta que a 3 minutos del final del partido, llovió una “cascote” de grandes dimensiones contra el mismo sector. El techo de fibra del lugar para los relevos actuó de protección para los presentes, salvaguardó la integridad física de todos, pero interrumpió el partido, como era lógico.

Loso violentos pasaron a dominar la escena, hasta que el trabajo policial permitió tranquilizar los ánimos y 16 minutos más tarde reanudar las acciones.

Quedaban 3 para cumplirse los 90 cuando voló el proyectil, se paró 16 y hubo cinco ventanas de cambios entre los dos equipos en el segundo tiempo, pero Núñez adicionó 5 minutos antes de volver a poner la pelota en juego, cumplió con el trámite y “sacó el partido” para la ficha final.

El reparto de puntos dejó más conforme al visitante y sirvió para tranquilizar al local, porque debido a los violentos incidentes, pudo haber salido más herido y pagar un precio alto de acá al futuro, si hubiera sido imposible continuar, aún con el acceso a los hinchas prohibido en todos los estadios del país por AFA y el Consejo para torneos federados.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
13.333333333333% Me gusta
26.666666666667% Me da igual
0% Me aburre
60% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario