En un fallo sin precedentes, condenaron a un ladrón que robó y mató a un joven en un accidente de tránsito

Los jueces consideraron que si bien el imputado David Bastías no tenía la intención directa de matar, se pudo representar ese resultado y siguió adelante con su accionar para asegurar su impunidad. Hoy lo declararon culpable del delito de hurto en concurso real con homicidio simple con dolo eventual.

En un fallo unánime y sin precedentes en la provincia, tres jueces cipoleños consideraron que el ladrón que hurtó un auto y luego chocó y mató al joven Francisco Di Clérico se pudo representar ese desenlace. Aunque afirmaron que no tenía la intención directa de matarlo, entendieron que el acusado asumió una conducta “temeraria e imprudente” con tal de escapar; y que “no le importó nada”. Eligió poner en riesgo la vida de otras personas, eligió producir un mal.

Por eso, los jueces lo declararon hoy como autor penalmente responsable del delito de hurto de vehículo estacionado en la vía pública, en concurso real con homicidio simple con dolo eventual. Con esa calificación legal, el imputado, reconocido como David Bastías, puede recibir una pena de 8 a 31 años de prisión efectiva.

Te puede interesar...

Muy distinto hubiese sido el escenario y la expectativa de pena para Bastías si los jueces evaluaban el hecho como un homicidio culposo agravado, cuya expectativa de pena es de 3 a 6 años de cárcel. Pero los testimonios acreditaron la teoría que abonó la Fiscalía, del dolo eventual, sumado a otras pericias como la reconstrucción virtual del hecho.

“Bastías era quien conducía y quien podría haber evitado lo sucedido”, sostuvo enfáticamente la jueza Florencia Caruso al leer el veredicto. Adhirieron sus colegas Marcelo Gómez y Guillermo Baquero Lazcano.

“Puedo decir con certeza que Bastías emprendió una furiosa y temeraria fuga para procurarse su impunidad con un hecho ilícito anterior de menor entidad, generando riesgos altísimos al mayor bien jurídico protegido como es la vida. Actuó con desprecio hacia ella, aceleró cuando debió detener la marcha, eligió acelerar, eligiendo también su destino. No se detuvo ni un instante, siempre intentando perder a sus perseguidores, zigzagueando en la ruta como si estuviese jugando, con el único fin de escapar, representándose siempre el resultado", sostuvo Caruso.

Como consecuencia del gravísimo siniestro vial, el acusado también resulto lesionado y quedó en silla de ruedas. No fue a la cárcel porque la rehabilitación se lo impedía, de modo que durante todo este tiempo permaneció detenido en su casa.

El hecho por el que fue juzgado ocurrió el 25 de mayo de 2018, cuando el imputado y un acompañante robaron un Volkswagen Pointer que se encontraba estacionado en el barrio Managua de Cipolletti.

En la huida, Bastías realizó varias acciones indebidas de extrema peligrosidad, y en el kilómetro 8 de la Ruta 151, camino a Cinco Saltos, chocó de frente contra un Ford Fiesta en el que circulaba la víctima fatal junto a su novia.

Nota en desarrollo...

LEÉ MÁS

Inició el juicio contra el ladrón que atropelló y mató a un joven sobre la Ruta 151

Reconstruyen el homicidio de un hombre sobre la Ruta 151

Esperan que el ladrón asesino de la 151 se cure para acusarlo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario