El clima en Cipolletti

icon
Temp
79% Hum

En Facebook estafan hasta a las mujeres de los policías

Les ofrecen ser revendedoras, compran mercadería y nunca les llega.

Cualquier alternativa es buena para sobreponerse a la crisis económica. Los delincuentes lo saben, se aprovechan de las necesidades de la gente para ganar unos pocos pesos extra y no perdonan a nadie, ni a las mujeres de los policías. Luego de varios días de investigación, el Departamento de Delitos contra la Propiedad de la Policía de Neuquén logró dar con una mujer que a través de distintos grupos de Facebook ofrecía ser revendedora de ropa, zapatos y perfumes, con muy buenas ganancias para perpetrar una estafa.

Cansadas de reclamarle a diario el pedido de mercadería que ya habían pagado pero que nunca había llegado, un grupo de cinco mujeres -todas ellas familiares o esposas de policías neuquinos- decidió hacer la denuncia judicial. Ahora se investiga si hay más víctimas en el Alto Valle.

Te puede interesar...

De esta manera, siguiendo los rastros de esta mujer en los distintos grupos de reventa de Cipolletti, Neuquén, Centenario y Cinco Saltos, los policías pudieron localizar a Josefina Guadalupe Sandoval, de 25 años, quien fue detenida inmediatamente.

La orden la dio el juez de instrucción de Cipolletti, Santiago Márquez Gauna, quien recibió la orden vía exhorto desde la Justicia neuquina.

Según se pudo constatar, la joven ofrecía vía Facebook la posibilidad de revender mercadería de diferentes marcas, que ella se encargaba de pedir a los distribuidores.

$40.000: La plata que habría obtenido de sus víctimas. Según trascendió, desde que inició el engaño, la mujer habría recibido unos 40 mil pesos por parte de las mujeres que intentaban ser revendedoras.

Una vez que mostraban su interés, Sandoval las incluía en un grupo de Whatsapp denominado “Revendedoras”. Allí tenían comunicación casi permanente sobre la disponibilidad de la mercadería, fotos, precios y también se pasaban los pedidos.

El negocio era atrayente, por el importante porcentaje de ganancia que les quedaba a las revendedoras.

El problema surgió cuando, después de entregar el dinero de los pedidos a Sandoval, la mercadería nunca apareció.

En la casa de Nahuel Huapi al 100 del barrio Armonía de Cinco Saltos, la Policía secuestró cuatro teléfonos celulares que eran utilizados por la joven para realizar los engaños, dos notebooks, una tablet, un CPU, distintos cuadernos con pedidos y recibos, varios de ellos a nombre de las denunciantes.

Sandoval fue llevada al juzgado de Cipolletti y desde allí fue derivada a Neuquén. El fiscal Germán Martín la notificó de la causa y se espera que hoy le formule cargos.

Usaba al nene para esconderse

Después de varios reclamos, y acorralada por sus víctimas, Josefina Guadalupe Sandoval llegó a poner como excusa una grave enfermedad de su hijo. “El nene tiene meningitis, estoy muy complicada, no tengo plata”, le dijo a una de las denunciantes que le exigía que al menos le devolviera el dinero. El monto de la estafa aún no está precisado, es que el dinero que le dieron las cinco mujeres ronda los 40 mil pesos, pero la Justicia cree que es mucho más. “Pensamos que hay más casos”, confió un investigador.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario