En el hospital se niegan a los abortos no punibles

Dos médicos van a juicio por ignorar el protocolo y los ginecólogos ahora se oponen por escrito.

Luego de la denuncia contra dos médicos del hospital de Cipolletti por no cumplir con el protocolo de aborto no punible que solicitó una víctima de violación, llamativamente todos los ginecólogos firmaron el registro de objeción de conciencia que les permite mantenerse al margen del procedimiento. La inscripción habría sido fuera del plazo legal.

Desde el centro asistencial aseguraron que de igual forma el protocolo de aborto no punible está garantizado aunque el problema se agravará cuando se necesite una cirugía dirigida por estos especialistas.

Te puede interesar...

La ley de aborto no punible fue promulgada en 2012 y reglamentada el 1 de marzo del 2016. Hasta abril de este año, cuando ocurrió el hecho denunciado, sólo dos profesionales habían fundamentado la objeción de conciencia. Sin embargo, ninguno de los denunciados se había pronunciado. Luego de la acción judicial por violar el protocolo y suministrarle medicación para evitar el aborto, llamativamente se sumaron al registro de oposición todos los integrantes del área de Ginecología, que cuenta con seis especialistas.

La legisladora y autora de la ley, Marta Milesi, aseguró que llama la atención la postura de los ginecólogos. “Se trata de un problema de información mezclado con miedo. Yo hice la denuncia porque creo que tienen que ir a juicio y ser condenados porque violaron su deber de funcionarios públicos”, cuestionó.

El director del hospital, Carlos Lasry, indicó a LM Cipolletti que todos los integrantes del servicio de Ginecología se inscribieron en los últimos meses en el registro de objeción de conciencia para no realizar abortos no punibles. “Esto genera un gran problema en el hospital. De igual forma, el sistema garantiza que se pueda cumplimentar con el protocolo de interrupción legal del embarazo”, aseguró ya que cualquier profesional médico puede iniciar el protocolo.

Explicó que la práctica se divide en dos: un tratamiento ambulatorio para las primeras semanas de gestación y la internación para casos avanzados. “Lo único a lo que se puede negar el médico es a iniciar la interrupción del embarazo con medicación, pero de ninguna manera pueden negarse a la asistencia sanitaria una vez que el procedimiento está iniciado. Que todo el servicio se niegue genera un problema para el sistema de salud, porque tanto los públicos como los privados deben garantizar el cumplimiento”, afirmó Lasry.

“Se trata de un problema de información mezclado con miedo. Yo hice la denuncia porque creo que tienen que ir a juicio”.Marta Milesi. Legisladora, autora de la ley de aborto no punible

“Que el servicio se niegue genera un problema para el sistema de salud, porque públicos y privados deben garantizarlo”.Carlos Lasry. Director del hospital de Cipolletti

Qué dice la ley rionegrina

La pionera ley rionegrina considera que el aborto no es punible si hay peligro para la vida o para la salud integral de la mujer y cuando el embarazo provenga de una violación. Y otorga a los médicos la posibilidad de negarse a ser ellos quienes inicien la práctica, siempre y cuando se anoten en el registro de objeción de conciencia por cuestiones éticas o religiosas. Pero deben hacerlo a los 30 días de entrar al sistema de salud rionegrino.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario