En Cipolletti las ventas cayeron aún más que en el resto del país

En el sector comercial están observando con inquietud el comportamiento de los distintos factores económicos. En la ciudad se suman otros problemas.

Las ventas minoristas en los comercios de todo el país cayeron un 1,5 por ciento en febrero, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa. En Cipolletti, la Cámara de Industria y Comercio considera que el descenso fue aun mayor, por una serie de circunstancias que están afectando a los propietarios de establecimientos mercantiles.

El informe de la CAME conocido ayer cayó como un mazazo sobre la dirigencia de la CIC y sus afiliados porque vino a ratificar el desalentador panorama que viene enfrentando el sector hace ya mucho tiempo, a lo que se han sumado distintos agravantes.

Los comercios pymes, a nivel nacional, están sufriendo el efecto de que “hay menos liquidez en la calle para destinar a consumo, y eso está retrayendo las ventas minoristas”, según el titular de la entidad, Fabián Tarrío, quien destacó que en este contexto “sería muy importante revitalizar el Ahora 12 con costo financiero cero para sostener el mercado”.

Medidas a precios constantes, las ventas cayeron un 1,5% en relación con febrero de 2017 y acumulan una baja anual de 1,3% en los primeros dos meses de 2018.

De acuerdo con CAME, el desplome ha sido impulsado por el direccionamiento hacia otros mercados, por la incertidumbre sobre el rumbo económico, la suba del dólar y las expectativas de subas de ingresos moderados que tienen las familias para este año.

De acuerdo con el informe, de 19 rubros relevados, 16 declinaron en la comparación anual, dos subieron (electrodomésticos y electrónicos y calzados) y uno se mantuvo sin cambios (materiales para construcción).

El titular de la CIC, José Luis Bunter, manifestó que el porcentaje de caída con seguridad fue mayor en Cipolletti, por los efectos negativos que está teniendo el estacionamiento medido sobre muchos comerciantes, que han perdido clientela, y por el hecho de que hay propietarios mercantiles que, ante la imposibilidad de absorber el impacto de la suba del impuesto a los Ingresos Brutos, han decidido trasladar algo de la nueva carga a los precios.

“Realmente estamos pasando una situación complicada”, enfatizó y dijo que continúa “planchada” la comercialización de productos. “No hay ventas”, afirmó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario