La suba acordada entre el sindicato de la Fruta y la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados es del 18%, que será retroactivo al 1º de julio y se extenderá hasta el 31 de diciembre de este año.

El acuerdo es para la postemporada y será por 6 meses.

Rubén López, secretario general del gremio y legislador provincial por Juntos Somos Río Negro, le dijo a LM Cipolletti que “con esta suba, un embalador pasará a cobrar un salario bruto de 18.655 pesos”.

En ese sentido, el sindicalista agregó que “también se acordó el pago de una suma no remunerativa de 8537 pesos, en compensación del período que va desde el 1º de julio al 30 de septiembre, y en su defecto la proporcionalidad por los días trabajados. Además, López señaló que el sueldo básico pasará a ser de 11 mil pesos.

El gremialista referente del oficialismo en la Legislatura provincial dijo sobre este acuerdo: “Obviamente que pretendíamos un 20% de aumento, pero somos realistas, no da para más, estamos cuidando los puestos de trabajo. No se puede tirar mucho de la cuerda, tenemos que ser inteligentes, además, la fruticultura no la está pasando bien y esto es real”.

Contra Aparicio
Luego agregó sobre esto: “Hay algunos dirigentes que van a estar de acuerdo, otros no. Como por ejemplo, el secretario general de la seccional Cipolletti, Carlos Aparicio, él siempre está en contra, no firmó este acuerdo. Quería un 40%. Bueno, que traiga la manera de llegar. Únicamente dice que no está de acuerdo, no suma una idea, y pensar que fue candidato al Consejo Central”.

Las diferencias entre López y Aparicio no son nuevas, a pesar de que el cipoleño creció como dirigente de su mano, llegando incluso a la secretaría general en Cipolletti por la Lista Azul. Sin embargo, hace ya varios años que están en veredas enfrentadas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario