El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
29% Hum
LMCipolletti Justicia

Elevan a juicio causa contra Arroyo por "desobediencia judicial"

El Juez Favio Igoldi titular del Juzgado de Instrucción Penal Nº 2 de Viedma, decretó clausurada la instrucción y elevó a juicio la causa en la que está imputado y procesado el ex ministro de Desarrollo Social de Río Negro.

El Juez Favio Igoldi titular del Juzgado de Instrucción Penal Nº 2 de Viedma, decretó clausurada la instrucción y elevó a juicio la causa en la que está imputado y procesado el ex ministro de Desarrollo Social, Ricardo Arroyo, por "desobediencia judicial", generada en la demora del ex funcionario de entregar información requerida por un agente fiscal.

El Magistrado, dictó el procesamiento a inicio del mes de mayo último, y le imputó haber incurrido en "desobediencia", enmarcado en el artículo 239 del Código Penal, cuando se desempeñaba en dicho organismo provincial.

Te puede interesar...

El magistrado consideró que el entonces funcionario habría incumplido una orden judicial requerida por el fiscal Hernán Trejo a fines de marzo de 2015, donde solicitaba información, otorgándole para ello un plazo de tres días para su cumplimiento, y bajo apercibimiento de desobediencia judicial. La misma se correspondía con una causa por presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público por falta de resguardo a las menores que estaban bajo su tutela y que habrían sido víctimas de corrupción de menores.

La orden judicial impartida consistía en la reiteración de un requerimiento no respondido por Arroyo, realizado por el mismo funcionario judicial en fecha 17/12/2014 en el expediente referenciado, del cual se había notificado personalmente, en fecha 19/12/2014 habiéndose otorgado un plazo de 5 días para dar respuesta a partir de su notificación."Teniendo en cuenta que el Sr. Arroyo se notificó de la orden judicial impartida personalmente el día 30/03/2015 tuvo el plazo de tres días para contestar lo requerido por el Fiscal, lo que no ocurrió en tiempo."

Oportunamente, la Sala B de la Cámara en lo Criminal de Viedma confirmó el procesamiento dictado por el Juez Igoldi, a principio de mayo en el que, entre otras consideraciones consignó:"Luego de un tiempo sin evidente respuesta (tres meses!), el señor Agente Fiscal, en el mismo marco investigativo a su cargo, intima al imputado a que cumpla con el requerimiento. Esta vez -y pasados tres meses- le otorga tres días, bajo apercibimiento de incurrir en el delito de desobediencia (art. 239 del CP). Se libra cédula, la que es recibida el 30 de marzo de 2015 por Arroyo."

Sostuvo también que "no hay dudas entonces que el requerimiento formulada en diciembre de 2014, reiterado con apercibimiento, y notificado el 30 de marzo de 2015, pasados tres días no fue debidamente cumplido".

Consideró al dictar el procesamiento que "noto que no puede tildarse de exageración el que un funcionario judicial competente pretenda el cumplimiento de sus mandas en tres días. Entiendo que habiéndose tomado el funcionario, casi tres meses para informar, los tres días impuestos por el Agente Fiscal, y con apercibimiento legal, deben ser respetados, pudiendo alegarse -para no hacer- circunstancias excepcionales, fuerza mayor o imposibilidad (y plantearlas en el trámite). No tiene el funcionario o la persona requerida facultad de elección de cuando y cómo cumplimentar una manda con semejante apercibimiento."

Al finalizar la instrucción, el Juez Favio Igoldi formalizó la elevación del trámite a la Cámara en lo Criminal competente de Viedma para que dicho tribunal fije la fecha del correspondiente Juicio oral y público.

-----------------------------

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario