El STJ apoya la mano dura por violencia de género

Resaltaron fallos de Cipolletti en los que se descartó la probation.

En distintos fallos, el Superior Tribunal de Justicia rionegrino (STJ) ha fijado postura respecto de que los casos de violencia de género no pueden resolverse con probation, por lo que deben avanzar hacia una sentencia. El criterio de los integrantes del máximo tribunal provincial no es muy distinto al de juezas cipoleñas como Alejandra Berenguer, quien en una resolución descartó beneficios para un hombre que atacó a golpes a su ex pareja en Dante Alighieri y Falucho.

La suspensión de juicio a prueba o probation es considerada un beneficio procesal. Se trata de una vía judicial alternativa al juicio que permite suspender el juzgamiento de un acusado si éste acepta someterse a una serie de pautas de conductas y cargas que le impone el Tribunal, como realizar tareas comunitarias, ofrecer una reparación económica o pagar la multa prevista para el delito imputado.

Te puede interesar...

Algunos casos de violencia de género, según la legislación vigente, pueden implicar penas de prisión en suspenso, lo que habilitaría una instancia de suspensión de juicio a prueba. Sin embargo, el STJ ha ratificado en fallos recientes que no podrán solicitar beneficios procesales los imputados en causas por violencia de género.

Así ocurrió, por ejemplo, cuando el STJ se expidió por un caso ocurrido en esta ciudad. A la medianoche, un hombre le provocó lesiones a una mujer mediante golpes de puños. La jueza Berenguer le denegó el beneficio de suspensión de juicio a prueba y el máximo tribunal confirmó esa decisión, ratificando su doctrina.

En ese caso, dijo el STJ: “la magistrada actuante entendió que cabía rechazar el pedido de la defensa, en concordancia con lo expresado por el Ministerio Público Fiscal respecto de la aplicación de la Convención de Belém do Pará”.

“En efecto, la postura adoptada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo ‘Góngora’ no hace distinciones entre diferentes supuestos del artículo 76 bis del Código Penal, sino que, para todos los casos de violencia de género, niega expresamente la posibilidad de que se conceda la suspensión del juicio a prueba. Igual temperamento se ha adoptado en las instrucciones de la Procuración General”, precisaron desde el STJ.

--> Golpeó a su ex pareja tras violar prohibición

Uno de los casos que se analizó en los tribunales de España y Urquiza se remonta al 9 de julio de 2015, cuando un hombre interceptó a su ex pareja y le dio un fuerte puñetazo en el rostro. El incidente fue denunciado por la víctima y la fiscalía lo caratuló como “lesiones leves agravadas por la relación de pareja preexistente”.

El acusado buscó evitar el juzgamiento y en el 2017 solicitó el beneficio de suspensión de juicio a prueba. Pero su pedido se encontró con la rotunda negativa de la jueza Alejandra Berenguer y por ese motivo, el defensor del hombre decidió interponer un recurso de queja ante el STJ.

Entre otras disposiciones, Berenguer tuvo presente la prohibición de acercamiento que pesaba sobre el hombre y que había sido dictada por el juzgado de Paz.

“O. produjo daños en el cuerpo y la salud de la víctima (hematoma ocular izquierdo), valiéndose de la relación desigual de poder”, resaltaron desde el STJ a la hora de analizar el recurso presentado por el defensor del golpeador .

144

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario