El proyecto de Matzen para brindar licencia por hijos con cáncer

Es una Licencia Especial para madres, padres, tutores o encargados de personas de hasta 18 años.

La diputada nacional Lorena Matzen presentó un proyecto de ley para crear un Régimen de Licencia Especial para madres, padres, tutores o encargados de personas de hasta 18 años con enfermedades terminales y oncológicas.

Según indicó la allense en su escrito, la iniciativa dispone que todos los Convenios Colectivos de Trabajo que se celebren para el personal de la administración pública nacional en su tres poderes, organismos y entes descentralizados y de control y también para la totalidad de los trabajadores que se desempeñen en relación de dependencia regida por la ley de Contrato de Trabajo, contemplen, como mínimo, una licencia de treinta (30) días corridos a partir de la emisión del diagnóstico, que será renovable por idéntico periodo mientras persista la enfermedad y la necesidad de cuidados.

Te puede interesar...

Respecto de los requisitos y procedimientos necesarios para la obtención de la Licencia Especial, cada Convenio Colectivo deberá especificarlos paras cada sector de trabajadores para los que legisle.

“Se trata de generar un nuevo derecho para los trabajadores, de acompañarlos y llevar alivio en esta etapa compleja y dolorosa. También se trata de cumplir con la obligación ética y moral de resguardar a la niñez y a la adolescencia en el tránsito por estos padecimientos terminales. El derecho a la presencia de sus padres durante estos procesos en los que los niños atraviesan la etapa final de sus vidas o la severidad de procesos oncológicos, el derecho a ser cuidados por ellos, colaboran en el sostenimiento de la red socio-afectiva y la estabilidad emocional del paciente. Desde ese lugar, esta iniciativa implica aportar en su curación y se transforma entonces, en un imperativo moral para el Estado” dijo la autora del proyecto.

Si bien la provincia de Buenos Aires cuenta con índices similares a los de países desarrollados en materia de mortalidad infantil oncológica y en sus principales hospitales se pueden constatar resultados semejantes a los de hospitales europeos de reconocida trayectoria, esta no es la situación del resto de nuestro país. La cantidad y complejidad de los centros existentes en el interior del país para la atención de niños con cáncer resulta insuficiente y, frecuentemente, el diagnóstico y el acceso al tratamiento en tiempo y forma se ven gravemente afectados.

Generalmente, el paciente se traslada a los centros de alta complejidad en las grandes ciudades, como el Hospital Garrahan, por ejemplo, que atiende el 60% de los casos de cáncer infantil y enfermedades terminales. Los padres o tutores deben trasladarse con los niños y dejar sus trabajos. Y cuando el tratamiento se complica y extiende en el tiempo, éstos se ven forzados a renunciar o son despedidos por ausentarse por plazos mayores a los que la legislación estipula.

A partir de allí, asoma entonces, otra de las situaciones a las que se ve sometida la familia: la falta de recursos e ingreso de dinero que pueda cubrir los gastos necesarios para el sostén del grupo familiar. En esta línea, el proyecto insta a las provincias y municipios de todo el territorio nacional a dictar normas de alcance similar al de la presente.

Lorena Matzen on Twitter

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario