El ladrón linchado no zafó y estará preso por un mes

Fue el plazo inicial estipulado por la jueza. El detenido había entrado a una inmobiliaria céntrica.

La Unidad Fiscal de Delitos en Flagrancia a cargo del fiscal jefe, Gustavo Herrera, y la fiscal adjunta Giovanna Moro formuló cargos contra un acusado de robo doblemente calificado, por el atraco a la inmobiliaria Salgado.

Según indicaron los representantes del Ministerio Público, el hecho sucedió alrededor de las 19:50 del lunes, cuando el acusado junto a otras tres personas que todavía no fueron identificadas ingresaron al local comercial de calle Belgrano al 300 y se apoderaron de un teléfono celular propiedad de una de las dueñas. Para cometer el asalto y a modo de intimidación, algunos de los autores del robo apuntaron a las víctimas con armas de fuego y exigieron la entrega de dinero.

Te puede interesar...

Luego, y con el teléfono como botín, los delincuentes se dieron a la fuga. Uno de ellos fue aprehendido por vecinos que se encontraban cerca del lugar, en Yrigoyen y Mengelle, en pleno centro de la ciudad.

En consonancia con lo que pide la comunidad, la jueza no dudó en dictarle la preventiva.

La calificación legal del caso es la de robo doblemente calificado por ser cometido en poblado y en banda y por la utilización de arma de fuego, cuya aptitud para el disparo no ha podido ser acreditada.

La fiscalía solicitó la prisión preventiva del acusado fundando el pedido en los peligros procesales que entendió que existían en el caso. Al respecto, Herrera señaló que el hecho lo perpetraron cuatro personas y que portaban armas de fuego, sumado a que tres de las víctimas eran mujeres y que -como trabajaban en el lugar donde se suscitó el robo- el acusado sabía en qué lugar podría encontrarlas. Por lo anterior sostuvo que debía dictarse el encarcelamiento cautelar del acusado.

El defensor oficial, Juan Pablo Piombo, se opuso a lo anterior y señaló que la fiscalía no había logrado acreditar la existencia de riesgos procesales que justifiquen el dictado de la cautelar.

A su turno, la jueza de Garantías Sonia Martín resolvió dictar el encarcelamiento cautelar del acusado por el plazo de un mes. La magistrada consideró que en caso de recuperar la libertad, el acusado podría entorpecer la investigación y sostuvo que por su función tenía la obligación de velar por el cumplimiento de los convenios internacionales, siendo aplicable al caso en concreto y por hallarse mujeres como víctimas y principales testigos del caso, “la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer”.

Mano dura para la flagrancia

En momentos donde las autoridades integrantes de otros poderes solicitan mano dura para los delincuentes al igual que gran parte de la comunidad, la jueza de Garantías Sonia Martín no tuvo dudas en dictarle la prisión preventiva al delincuente que protagonizó un asalto en la inmobiliaria Salgado de Cipolletti.

La medida fue adoptada a pesar de que el robo se limitó a un teléfono celular aunque la magistrada tuvo presente que las víctimas fueron mujeres y que del violento hecho participaron cuatro delincuentes. De acuerdo con fuentes policiales, los asaltantes querían dinero en efectivo pero solo lograron apoderarse del celular y huyeron a la carrera. Uno de ellos no pudo ir muy lejos y fue interceptado por varios vecinos, que lo golpearon y lo entregaron a la policía provincial. De esta forma, el asaltante pudo ser trasladado ayer a los tribunales y terminó preso en la cárcel de Cipolletti luego del reclamo del Ministerio Público para avanzar con la investigación.

LEÉ MÁS

Mañana se conocerá cuándo quedará en libertad Kielmasz

Un cipoleño que estaba pescando se cayó de un acantilado y murió en Aluminé

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario