El Fátima le cortó la licencia maternal a una profesora

La Unter denunció que le cambiaron la categoría para perjudicarla.

El gremio docente Unter denunció al Colegio Fátima por negarle la licencia por maternidad a una docente de la institución. Según informaron, le habrían cambiado el convenio por el cual está contratada, a último momento, para disminuir el periodo de descanso que le correspondía. Ahora, la Justicia deberá investigar el hecho y ofrecer una solución al conflicto.

Desde la seccional Unter de Cipolletti informaron que presentaron un reclamo formal en la Secretaría de Trabajo y que en la semana concurrirán a la Justicia porque creen que la institución pública de gestión privada, dependiente del Obispado del Alto Valle, violó los derechos de la trabajadora. Según explicó Gonzalo Olguín, secretario general del gremio, por la resolución 233/98 a la docente le corresponden 210 días de licencia por maternidad, pero el representante del establecimiento, el cura Jorge Pazos, habría modificado a último momento la categoría de la profesora para que no pueda gozar de ese derecho.

Te puede interesar...

“La profesora de inglés tenía en su recibo de sueldo la categoría de docente, como corresponde, debido al servicio que cumple. Pero en el último recibo, de forma intempestiva, figuró como empleada de comercio, categoría que le otorga sólo 60 días de licencia. Esto es claramente avasallar los derechos de la trabajadora, porque más allá del encuadre que quieran ponerle, ella trabaja de docente, y lo que hacen es ilegal”, expresó Olguín.

El referente gremial agregó que el encuadre de “empleada de comercio” es algo común en este tipo de colegios, pero que de igual forma deben respetar la reglamentación respecto de la labor que realizan. “Si das clases, sos docente. El cura, en dos oportunidades, se justificó diciendo que el régimen de las escuelas privadas no aplica en la reglamentación del Estado. Ni siquiera se prestó al diálogo. Esto es ilegal, porque las (instituciones) privadas y las que gozan de subvención estatal, como Fátima, deben cumplir con los mismos requisitos que cualquier escuela pública. Si esto va a juicio, lo ganamos”, aseguró el representante de Unter.

Trabajo convocó a una audiencia conciliatoria entre las partes y desde el gremio adelantaron que irán a la Justicia. También iniciarán actuaciones para que el CPE intime a la institución. “El cura debe entender que las instituciones educativas no son feudos, abadías ni mucho menos empresas”, repudiaron.

--> Un cambio repentino e ilegal

Nueva categoría. Según la denuncia de la Unter, la docente da clases de inglés y siempre estuvo categorizada como docente, pero antes de ser mamá la “convirtieron” en empleada de comercio. El gremio aseguró que es una maniobra común en los colegios privados.

Rige el convenio docente. Más allá de la categoría que figure en el recibo de sueldo, los docentes tienen garantizados los derechos del estatuto aprobado por el Ministerio de Educación tanto para las escuelas públicas como para aquellas que sean públicas de gestión privada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario