El estacionamiento a 45° en 9 de Julio causó polémica

Hubo muchas quejas. Para Sales, "tienen poco conocimiento conductivo".

La prueba piloto del nuevo estacionamiento en calle 9 de Julio, entre Brentana y Villegas, no pasó como si nada en la ciudad. Hubo muchas caras de sorpresa y confusión, gente que aplaudió la medida y vecinos desencajados que hicieron catarsis para demostrar su indignación. Afortunadamente, los más beligerantes no fueron más allá de las críticas y los bocinazos, por lo que el operativo terminó sin incidentes y con la promesa de ser una realidad con la ordenanza que introducirá el estacionamiento medido.

“Esto no es un partido de fútbol, acá hay que ser realistas. Hace falta un cambio, necesitamos compartir el espacio público y alguien tiene que ceder”, sostuvo el director de Seguridad Vial, Enrique Sales.

El operativo comenzó alrededor de las 6 con algunas complicaciones que se sortearon recién a media mañana. Es que muchos autos habían dormido en la vía pública y llevó tiempo liberar las márgenes.

Una vez que el carril derecho quedó despejado, los vehículos comenzaron a circular libremente por ahí y la margen izquierda se prestó para todo tipo de situaciones.

Un inspector de Tránsito, acostumbrado a las críticas, aseguró: “Estuvo peleadito; unos están de acuerdo, otros no, y será así hasta que se acostumbren. A la gente le molesta todo, sabemos cómo es”.

Más cerca de Brentana, otra compañera de trabajo recibía la conformidad del vecino Lázaro, quien festejó la medida porque “ya no hay lugar para estacionar en Cipolletti”. La inspectora asignada a la cuadra entre Italia y Sarmiento observaba con agrado que la mayoría aceptaba la medida, aunque a muchos los agarró desprevenidos y le hicieron todo tipo de preguntas: si ya era un hecho, por qué lo hacían y si a partir de ahora hay que pagar el estacionamiento, entre otras.

25 autos estacionados a 45º entran por cuadra. Es prácticamente la misma cantidad que entraba antes en ambas márgenes. El objetivo del Municipio es descomprimir el tránsito y ganar espacio en la calle.

Notó que los conductores no tenían mayores inconvenientes para estacionar, aunque sí costó que los autos que venían detrás se detuvieran. Como fue un ensayo, ella pudo intervenir para que pudiesen hacer la maniobra sin peligro, pero no será la práctica habitual si la medida prospera y queda fija. “Hay gente que se enoja porque no le gusta. Será cuestión de adaptarse”, indicó.

Por su parte, la frentista Dilma afirmó que la 9 de Julio es un desastre, a tal punto que todos los mediodías encuentra la salida de su garage tapada por un auto. “Sería interesante que marquen la calle y hagan respetar los lugares”, añadió. Más cerca de España, Jorge intentaba salir con su camioneta y asimiló bien la medida: “Es más fácil y hay más lugar”.

Pero a pocos metros, un peatón ponía reparos: “Me parece bien estacionar a 45 grados, pero de punta, porque si tenés una cola de diez autos atrás tuyo es un problema”.

La observación de este vecino tuvo rebote inmediato en la calle, donde una conductora rabiosa hacía público su disgusto mientras intentaba salir del estacionamiento. “Es lo peor que pudieron hacer. No vemos para estacionar y nos pueden chocar”, sostuvo, igual que otro grupo de mujeres que transitaban por la vereda y compartían su malestar. “¿Cómo hago yo para dar marcha atrás y estacionar con los autos y los colectivos que se me vienen encima? Con un estrés terrible”, advirtió Ana, y Norma acotó: “No es cómodo, es horrible y te limita mucho la visión. Hay que tener en cuenta que todos los autos estén sincronizados y es un lío cuando hay mucho tránsito. Donde se te fue un poquito, chocás”.

Otra vecina caminaba indignada: “Esto lo hacen para que venga la grúa y te lleve el auto, no hace al tránsito más ordenado”; y Cristian, quien acababa de estacionar con éxito, concluyó: “Va a ser complicado para maniobrar”.

Cambios

La decisión ya parece tomada

Ensayo. Ayer se realizó una prueba piloto para ver cómo funcionaba el estacionamiento a 45 grados y en reversa sobre calle 9 de Julio entre Brentana y Villegas. Para las autoridades municipales, fue un verdadero éxito.

A pagar. El Municipio espera que el año próximo ya se implemente el estacionamiento pago en la zona del centro. En ese marco, implementarán también el estacionamiento a 45 grados, por ahora, en la calle 9 de Julio.

Según el Municipio, fue prueba superada

El director de Seguridad Vial del Municipio, Enrique Sales, anticipó a LM Cipolletti que el estacionamiento en 45 grados y reversa “se va a aplicar” porque el operativo implementado ayer ha demostrado ser “extraordinariamente positivo”.

El funcionario dijo que recibieron un “apoyo total” de la gente que pedía por un cambio y se detenía a preguntar cuándo se ponía en funcionamiento. “Hay cositas que tenemos que mejorar, pero nos da un orden, una seguridad vial y una libertad para circular muy buena”, añadió, ya dando por cerrada la prueba piloto y confirmando la implementación de la medida sobre la calle 9 de Julio.

Pero el respaldo a esta iniciativa no fue unánime, y el propio Sales lo admitió. De todos modos, aseguró que encontró más apoyo que resistencia, y que la dificultad y el enojo de algunos conductores tuvo más que ver con el “poco conocimiento conductivo” que tienen. A lo que añadió: “También hay que ser solidarios con aquel que necesita estacionar”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario