El asesino de Joaquín Vinez está a un paso del banquillo

El 2 de mayo se hará el control de pruebas para iniciar el juicio.

La fiscalía cipoleña solicitó la audiencia de control de acusación por el crimen de Joaquín Vinez, asesinado a puñaladas en su casa del barrio Luis Piedrabuena en noviembre de 2018. Será el 2 de mayo.

El único imputado en la causa es Matías Baldebenito, quien enfrenta cargos por homicidio criminis causa. Durante la jornada se expondrán todas las pruebas en contra del acusado y, además, se espera conocer la postura que adoptará la defensa.

Te puede interesar...

El hecho ocurrió el 18 de noviembre a las 4, cuando Baldebenito, de 24 años, saltó el paredón de una vivienda ubicada en Río Negro, entre Bolivia y Brasil, y entró por la puerta principal sin ejercer violencia, ya que no estaba cerrada con llave.

Tras inspeccionar el lugar, el delincuente fue sorprendido por Joaquín, quien se despertó por los ruidos. Ambos forcejearon y, minutos después, se sumó el hermano de la víctima, de 27 años. Entre los dos intentaron reducirlo, pero terminaron recibiendo una puñalada en la ingle cada uno. Antes de escapar, Baldebenito acuchilló a Joaquín en el tórax, herida que le provocó la muerte una hora más tarde. La mamá y su hermano fueron testigos del homicidio.

Momentos después, el asesino cometió otro robo, a 200 metros, acompañado de un joven a quien había conocido esa misma noche, Nicolás Suárez. En esta ocasión, le robó la billetera a un vecino y también le dio una puñalada. Afortunadamente, el hombre fue trasladado al hospital y pudo recuperarse.

Las pruebas

El fiscal de la causa, Martín Pezzetta, explicó a LM Cipolletti que los datos recolectados que serán presentados el 2 de mayo son contundentes y aseguró que la expectativa es que Baldebenito sea condenado a prisión perpetua. Las primeras pruebas salieron a la luz la misma madrugada del asesinato, ya que en el patio de la casa se lograron divisar dos huellas que coincidieron con el calzado que tenía puesto el imputado. Una se encontró en el piso y la otra, en el paredón.

La segunda fue el cuchillo que utilizó Baldebenito para asesinar a Joaquín, ya que fue el mismo que usó luego para perpetrar el segundo robo y el que portaba cuando fue interceptado por personal policial.

En tercer lugar se encuentra la ropa del asesino. Un pantalón y un buzo fueron estudiados en el Laboratorio de Genética Forense, que detectó ADN de Joaquín.

La historia del otro sospechoso

Desconocido

Nicolás Suárez fue detenido con Baldebenito la noche del asesinato de Joaquín. Parecía que eran amigos, pero luego se supo que se conocieron un rato antes por un amigo en común.

No lo acusaron

En la audiencia de formulación de cargos se constató que Suárez no estuvo presente en el robo en el que Joaquín fue asesinado, por lo que quedó en libertad.

LEÉ MÁS

El presunto asesino de Joaquín Vinez estaba prófugo por tres robos en Neuquén

Una multitud reclamó justicia por Joaquín, el rugbier asesinado en un violento robo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario