El acusado por el crimen del rugbier ya había cometido dos robos a mano armada

Para el establecimiento penal, Valdebenito cumplía con tres de los cinco requisitos necesarios para poder salir.

Matías Valdebenito fue beneficiado con la libertad condicional en enero de 2018 tras permanecer 9 meses alojado en el Penal N°5 por un robo a mano armada por el cual fue condenado a tres años de prisión efectiva.

Los jueces César Gutiérrez Elcarás y Guillermo Baquero Lescano ordenaron su reinserción a la sociedad y la jueza Alejandra Berenguer firmó la solicitud durante la feria judicial de fin de año. Además, el único acusado por el homicidio de Joaquín recibió la autorización del establecimiento penal por cumplir con tres de los cincos requisitos necesarios para acceder al beneficio.

Te puede interesar...

Fuentes cercanas a la causa explicaron a LMC que todo comenzó en diciembre de 2016 cuando el presunto homicida fue declarado culpable por un robo en un almacén en Cipolletti en el que, además, amenazó al vendedor con un cuchillo y se llevó alrededor de 1500 peso. Por el hecho, fue trasladado a la cárcel en enero de 2017 y en agosto pidió salir.

Para poder ser liberado, Valdebenito tuvo que recibir el visto bueno del Consejo Correccional y del director del Penal. En esta instancia, tuvieron en cuenta su conducta y el cumplimiento de cinco requisitos esenciales; tanto el aspecto psicológico como el área interna y de trabajo resultaron favorables, mientras que su domicilio y educación fueron desfavorables. A pesar de las dos negativas, autorizaron su salida.

Sin embargo, el proceso se atrasó porque la justicia no permitió que estableciera un domicilio irregular. En una primera instancia fijó una dirección que no cumplía con los estándares de los trabajadores sociales y luego en la casa de su pareja, quién reconoció que no podía hacerse cargo de él porque tenía seis hijos y escasos recursos. Por esta razón, el acusado del asesinato del rugbier tuvo que permanecer tras las rejas un mes más hasta que logró establecerse en la casa de sus tíos, en Cipolletti. En enero de 2018 quedó libre.

Dos meses más tarde se presentó al Juzgado local para informar que iba a mudarse a Rincón de los Sauces, en Neuquén, porque había conseguido un trabajo y su padre le había ofrecido quedarse en su vivienda. No obstante, en octubre del mismo año Valdebenito volvió a caer preso por otro robo a mano armada en la comarca petrolera, pero la justicia neuquina lo dejó en libertad.

En Río Negro el delito prendió la luz de alerta, por lo que decidieron citarlo a una audiencia el 14 de noviembre para intentar determinar qué era lo que había sucedido y si aún cumplía con las pautas para continuar con la libertad condicional. La instancia judicial se canceló por una capacitación de Juicio por Jurados en General Roca y cuatro días después el delincuente ingresó a la casa de la familia Vinez y apuñaló a Joaquín provocándole la muerte. Uno de los mayores interrogantes en la causa es qué habría sucedido si la audiencia se hubiera desarrollado normalmente.

LEÉ MÁS

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario