Educación-Unter: los paros tumbaron el acuerdo salarial

El Gobierno no suspende los descuentos.

Lo que parecía un principio de acuerdo entre docentes y el Gobierno se convirtió en el round más duro de la pelea salarial y el gremio se levantó de la mesa con la promesa de definir un nuevo plan de lucha. La oferta del 21% de aumento había sido aceptada con condiciones, el Ejecutivo puso más peros y finalmente no hubo acuerdo.

El miércoles a última hora, con resistencia interna, la mayoría de los congresales de la Unter había decidido aceptar el incremento del 21% en tres tramos, con una serie de exigencias entre las que sobresalía la suspensión de los descuentos por los días de paro. Ayer hubo reunión de paritarias y el principio de acuerdo se esfumó cuando los representantes de Educación informaron la postura oficial: los días de huelga de marzo serían descontados y los demás podían negociarse siempre y cuando los maestros recuperaran los días de clase que se perdieron. Fue el fin del diálogo.

“Si no hay devolución de días para los chicos, tampoco vamos a tener acuerdo”. Alberto Weretilneck Gobernador de Río Negro

“Bajamos del 35 al 21% y sólo pedíamos que no descuenten, pero no quisieron. Ahora vamos a llamar a un nuevo congreso y volveremos a insistir en el 35%”, confió un referente del gremio luego de la reunión.

El gobernador Alberto Weretilneck había anticipado por la mañana la postura del Ejecutivo, al asegurar que los primeros días a descontar ya fueron liquidados y que sólo existía la chance de negociar los restantes pero con una contraprestación de los maestros.

Según consta en el acta de la paritaria realizada en Viedma, el sindicato se negó rotundamente a recuperar los días de paro suspendiendo jornadas institucionales y responsabilizó a Educación de la profundización del conflicto.

Sin diálogo y con posturas inflexibles en los dos lados de la mesa, la disputa salarial se agravaría tras el congreso de la próxima semana y los perjudicados, una vez más, serán los niños y los adolescentes que concurren a las escuelas públicas y pierden clases en forma reiterada.

“La decisión del gremio de no trabajar la ha tomado con absoluta libertad. La contraparte de esa libertad sindical es no pagar. Es una cuestión política, no es una cuestión jurídica”. Alberto Weretilneck Gobernador de Río Negro

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario