Día histórico: el Senado vota sí o no al aborto legal

El Senado tratará hoy el proyecto de legalización del aborto en el marco de una sesión especial que será histórica y cuyo resultado, a priori, favorece el rechazo de la ley. Luego de tres semanas de debate en las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Constitucionales por las que pasaron más de 100 expositores a favor y en contra de la legalización, el Senado comenzará a sesionar desde las 9:30 el proyecto que fue aprobado por la Cámara de Diputados el 14 de junio. Hasta el momento, 37 senadores y senadoras anunciaron que votarán en contra de la legalización y 31 a favor; dos indefinidos (Omar Perotti y José Alperovich) y la propuesta alternativa presentada por Lucila Crexell (ver aparte). En tanto, la puntana María Catalfamo estará ausente por licencia por embarazo.

Los legisladores a favor, con el justicialista Miguel Pichetto a la cabeza, habían acordado con la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal una serie de cambios al proyecto aprobado por Diputados, a los efectos de sumar voluntades. Sin embargo, quienes rechazan la legalización no quisieron presentar dictamen en el plenario de comisiones e hicieron que el proyecto con cambios no reuniera las firmas necesarias, por lo que se tratará la iniciativa salida de Diputados, que desde el inicio reunía menos votos. En este contexto, toma fuerza el proyecto de Crexell, abriendo la chance de que los indefinidos Perotti y Alperovich y algunos de los que están en contra del proyecto de Diputados tomen esta nueva iniciativa como algo intermedio y voten por el sí.

Aunque pueda parecer que el resultado es cosa juzgada, la expectativa en torno a la votación y la tensión que despierta entre los senadores tiene que ver con la masiva movilización que se espera en las inmediaciones del Congreso. Muchos que se oponen a la legalización sienten el costo político de rechazar al 100% el proyecto de Disputados y quedar mal parados ante la sociedad.

El obispo Poli dijo que el aborto "es dramático y nunca trae solución".El obispo Poli dijo que el aborto "es dramático y nunca trae solución".

9:30 es el horario que está previsto como inicio de la sesión en la Cámara de Senadores.

El proyecto de la senadora Crexell

Con una propuesta que define como “una solución intermedia a la problemática que está dada por la gran cantidad de abortos clandestinos”, la senadora Lucila Crexell, del MPN, presentó su proyecto que modifica el Código Penal para establecer que en ningún caso el aborto hecho por médico en un hospital, con el consentimiento de la mujer, sea punible hasta la semana 12 inclusive del proceso gestacional. En tanto, el aborto practicado a partir de la semana 13 no será punible cuando sea para “evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer”, cuando el embarazo fuere producto de una violación, “con el sólo requerimiento y la declaración jurada de la mujer” ante el doctor. Así, Crexell busca poner en el Código lo establecido por la Corte Suprema en el denominado Fallo FAL sobre aborto no punible.

Detalles sobre una jornada muy especial

A respetar los tiempos

Entre los senadores llegaron a un acuerdo respecto del tiempo que dispondrán los oradores para hablar en el recinto: los presidentes de las tres comisiones intervinientes tendrán 15 minutos, los jefes de bloque 30 y el resto de los oradores 10 minutos cada uno.

Primero se vota en general

Si se aprueba en general, se pasara a votar por artículo, discutiendo los cambios acordados: bajar el plazo a 12 semanas, la objeción de conciencia institucional, eliminar las penas a los médicos y la producción de misoprostol para el aborto por vía medicamento.

¿Por qué arranca temprano?

La sesión estaba prevista para las 11, pero se adelantó porque los senadores deberán volver a sesionar mañana para tratar el pedido de allanamientos que hizo el juez Claudio Bonadio contra la senadora y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La Iglesia presiona la decisión de los senadores

El arzobispo de la arquidiócesis de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, les pidió a los senadores nacionales que rechacen el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, tras advertir que “el aborto será dramático y nunca una solución”. Lo dijo durante la homilía en el santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers, y hablándoles a los legisladores enfatizó con un “no interrumpan la tradición de legislar para el bien común. Hoy vivimos en nuestra Nación serios desafíos pero ninguno tan serio y grave como el que tienen en sus manos. Este proyecto de ley pone a los indefensos y vulnerables seres humanos que se están gestando en un camino sin salida, excluidos de la legítima defensa, sin juicio ni proceso. Sólo les corresponderá el deber de aceptar morir sin más”, expresó el líder de la Iglesia católica en Argentina.

“Una paciente está en coma inducido y con pronóstico reservado por un aborto incompleto”, dijo Mario Bustos Guillén, Director del Hospital Lagomaggiore de Mendoza. Ahí está grave por un aborto clandestino: debieron extraerle el útero, las trompas y los ovarios.

Gran operativo de seguridad

Está montado desde anoche en los alrededores del Congreso Nacional. El objetivo es prevenir incidentes entre las manifestaciones a favor y en contra de la despenalización del aborto, que en ambos casos se espera sean muy numerosas. El vallado que las separará se extenderá por 10 cuadras. “Se acordaron las zonas que tendrán ambas partes teniendo en cuenta un reparto equitativo. También las zonas donde cada uno de los grupos tendrá para acceder al entorno del Congreso y en donde colocarán sus escenarios y carpas temáticas”, informaron las autoridades.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario