El clima en Cipolletti

icon
Temp
84% Hum
LMCipolletti acusado

Detuvieron a un acusado por el crimen del inquilinato

El hecho ocurrió a fines de mayo en un inmueble de Miguel Muñoz al 1600, donde la victima -un hombre mayor- fue maniatada y murió de frío. El sospechoso está imputado con prisión preventiva. Fuertes indicios en su contra.

El Ministerio Público Fiscal informa en la tarde-noche de este miércoles que apresaron a un joven como sospechoso de haber asesinado a Aurelio Valdebenito Cariman.

La detención se registró el martes y el miércoles fue imputado por el delito de “homicidio en ocasión de robo”.

Te puede interesar...

El hecho sucedió el pasado 29 de mayo en un inquilinato ubicado en la calle Miguel Muñoz al 1.600, en el barrio Almirante Brown.

La investigación apunta que el acusado ingresó al departamento donde residía la víctima y en esas circunstancias propinó un golpe de puño al hombre de 87 años para reducirlo y posteriormente maniatarlo con un trozo de alambre.

Encontrándose en esa situación, por su avanzada edad y las bajas temperaturas de la época, Aurelio falleció a causa de una falla cardíaca por hipotermia.

El acusado habría sustraído del departamento una garrafa de 10 kg, una suma indeterminada de dinero, una tarjeta de débito y el DNI de Valdebenito.

Entre las principales evidencias apuntadas por el fiscal para sostener la acusación, se destaca que el imputado residía en el mismo inquilinato que Valdebenito y que el hombre sospechaba que semanas antes del crimen le había robado dinero en efectivo.

Por otro lado, en un allanamiento realizado en la vivienda de una allegada al imputado, se secuestró un televisor – con un control remoto universal – y una plancha que se sospecha serían propiedad del fallecido.

Además, el acusado publicó en sus redes sociales para la venta una radio y un caloventor que también habrían sido de la víctima.

Se aclara que todos esos elementos habían sido sustraídos con anterioridad al 29 de mayo de la vivienda de la víctima.

Como otro indicio en contra del imputado, el fiscal señaló que el control remoto del televisor de la víctima no fue robado, quedando el mismo en la vivienda de Valdebenito, reforzando de esta forma la hipótesis de que el televisor era el de la víctima y justificando de esta forma la presencia del control remoto universal.

El fiscal agregó que existen registros de cámaras de seguridad que lo ubican en cercanías al lugar del hecho en los momentos en los cuales el mismo habría ocurrido.

La fiscalía había ordenado días atrás la detención del sospechoso entendiendo que existían elementos suficientes para vincularlo al crimen y que en caso de permanecer en libertad podría entorpecer el normal avance de la investigación.

Integrantes de la policía de Río Negro lo aprendieron el martes por la tarde, por lo que el acusado llegó a la audiencia privado de la libertad.

El representante del Ministerio Publico sostuvo que el riesgo de entorpecimiento a la investigación se sustentaba en la posibilidad del imputado de buscar influenciar o intimidar a los testigos del caso, principalmente porque algunos de ellos son conocidos o allegados al hombre.

La defensa pública que representó al acusado no realizó objeciones formales al hecho y a la calificación legal en la cual la fiscalía encuadró el caso y consideró que los riesgos procesales estaban vigentes por lo que no se opuso al dictado de la medida cautelar. Sin perjuicio de lo anterior, adelantó que en una audiencia futura y previo producir evidencia que respalde su postura, requerirá que la misma sea morigerada mediante una prisión de tipo domiciliaria.

En consecuencia a los planteos de la partes, la jueza de garantías que dirigió la audiencia tuvo por formulados los cargos y dictó la prisión preventiva del acusado por el plazo de seis meses.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario