Desde el Municipio piden a la Justicia un apoyo salarial

Es para las reparticiones que atienden casos de violencia de género.

Se sabe, en el Municipio los sueldos son bajos, en general. Sobre todo para muchos profesionales no resulta una buena opción laboral. Con este telón de fondo, la titular del Concejo Deliberante, Marisa Lazzaretti, le solicitó al vocal del Superior Tribunal de Justicia, Ricardo Apcarián, que gestione una ayuda salarial desde las arcas judiciales, y en el fondo provinciales, para los empleados del centro de día Ruca Quimei, el Refugio de Mujeres y el área de la Mujer, instancias que dependen de la comuna.

Vale consignar que un 90 por ciento de los casos de violencia familiar y de género que se atienden en el Ruca son derivaciones que efectúa la Justicia rionegrina. Y también es alta la incidencia de los requerimientos judiciales para el Refugio y en las situaciones en que trabaja la repartición de la Mujer. Los hechos derivados de agresiones machistas y patriarcales son un fenómeno de una magnitud alarmante, que ameritan la colaboración de los distintos niveles y poderes del Estado.

Te puede interesar...

El viernes la edil Lazzaretti, profesional y especialista en el tratamiento de los temas de violencia de género, se reunió con Apcarián, quien, además de juez es cipoleño y ex empleado del Municipio, cuyos quehaceres conoce. En el curso de la conversación, la presidenta del CD le solicitó al magistrado que procure los mecanismos institucionales para que la Justicia o, en el fondo, el Estado provincial, disponga de un aporte o incentivo salarial para los empleados municipales, en gran parte profesionales, de los sectores mencionados.

Según ha podido constatar Lazzaretti, los haberes de los trabajadores en cuestión son la mitad más bajos que los que se abonan en el Poder Judicial. Para los profesionales del Ruca o del Refugio cobrar alrededor de 30.000 pesos por tareas que resultan exigentes y estresantes no es la compensación más adecuada al esfuerzo realizado. Además, teniendo en cuenta que la amplia mayoría de los casos y situaciones abordadas responden a planteos judiciales.

Apcarián tomó el requerimiento y evaluará a máximo nivel cuál puede ser la respuesta.

Trabajadores con gran responsabilidad

Especialistas

Tanto en el centro Ruca Quimei como el Refugio de Mujeres tienen cada uno un plantel laboral de nueve personas. Son psicólogos, trabajadores sociales y operadores y acompañantes terapéuticos. En el personal del refugio hay también una abogada.

Mucho que hacer

En el Ruca Quimei se han atendido, en el período 2016-2019, casi 2000 casos relacionados con violencia familiar. En tanto, por el Refugio de Mujeres han pasado, desde su creación en agosto de 2018, 17 mujeres, muchas acompañadas por sus hijos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario