Denuncian conflicto por lotes en la toma 10 de Febrero

Un conflicto humano de proporciones se vivió ayer en el asentamiento 10 de Febrero. Según denuncias de vecinos, una mujer presuntamente de nacionalidad paraguaya dejó encerrada con candado en una casilla a una familia integrada por personas del mismo origen. Tuvo que intervenir la Policía para que los pobladores que no podían salir pudieran recuperar la libertad. Pero la tensión persiste.

Claudia, una referente de la toma, sostuvo que el altercado se relaciona con el interés que tiene la mujer del candado por desalojar al grupo familiar, compuesto por una mujer, su marido y una nena de 3 años.

Te puede interesar...

El objetivo de la supuesta agresora sería intimidar a los ocupantes de la casilla para obligarlos a irse y luego vender el lote. Al parecer, tendría más parcelas en otros lugares y se dedicaría a la reventa. Las presiones a la familia habrían recrudecido desde un tiempo a esta parte.

Claudia, quien dijo tener el respaldo de Lilia Calderón, expresó que hay más familias paraguayas en su toma y en otras, y dijo que como discuten en guaraní a veces les resulta imposible saber de qué hablan.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario