Crisis: la UNCo está ahogada, sin fondos y sin clases

Nación asignó mil millones menos y manda la plata a cuentagotas.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén. El segundo cuatrimestre en la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) no arrancó por un paro de los profesores, que sobreviven con sueldos del año pasado. Las becas tampoco se actualizan desde 2017, hay obras postergadas y los proveedores y contratados llevan meses sin cobrar. El ajuste de Nación golpeó con todo a la universidad, que por estos días hace malabares para sostener la educación superior de más de 30 mil estudiantes.

La universidad más importante de la región sufre un ahogo financiero por partida doble. Por un lado, Nación aplicó un recorte presupuestario que ya se siente en las aulas. Por otro, los profesores llegaron a agosto sin paritaria salarial, lo que los llevó a no iniciar las clases después del receso de invierno. El paro seguirá hasta este viernes y podría extenderse si no hay acuerdo.

Te puede interesar...

Para funcionar sin problemas, la UNCo necesita 3294 millones de pesos durante 2018. Las autoridades solicitaron ese monto a partir de un mecanismo de cálculo que se aplica en todo el país y que tiene en cuenta la demanda de aulas, docentes y mantenimiento, entre otros parámetros.

Sin embargo, Nación asignó 2068 millones de pesos, un 37 por ciento menos. También desestimó la declaración de emergencia edilicia y presupuestaria.

Así, las clases arrancaron con las cuentas ajustadas. Hubo obras menores que se postergaron y cátedras en las que faltan profesores, mientras que las becas y viáticos siguen con valores de 2017.

A eso se sumó que, durante el primer semestre, el gobierno nacional pagó las partidas de funcionamiento a cuentagotas. Depositó el monto correspondiente a enero y llegó a junio sin mandar un solo peso más.

UNCO

El 90 por ciento del presupuesto son salarios, que se vienen depositando al día. El 10 por ciento restante es lo que se retrasó, que sirve para todos los demás gastos de la universidad, desde el recambio de una lamparita hasta el servicio de limpieza.

A principios de agosto hubo una protesta contra el “ahogo” que reunió en la calle a autoridades, profesores, no docentes y estudiantes. Lograron que Nación transfiera las partidas adeudadas de febrero, marzo, abril y parte de mayo.

Sin embargo, todavía quedan 30 millones de pesos pendientes de los últimos tres meses y la semana que viene, cuando termine agosto, serán 10 millones más en rojo. Eso repercute en el pago a proveedores y contratados, además de arreglos y nombramientos que no se están haciendo.

En paralelo, los docentes universitarios aún no cerraron la paritaria de este año. Recibieron una suba salarial del 5 por ciento en mayo, de manera unilateral, y una oferta de elevar eso a un 15 por ciento en cuotas, que se rechazó.

El cargo testigo de los profesores universitarios, que equivale a un turno de un maestro, tiene un sueldo de $9500. Por eso, el reclamo es una actualización del 30 por ciento.

Durante el primer semestre, el gremio docente Adunc realizó 19 días de paro. Al no haber respuesta, junto con las federaciones a nivel nacional, llamó a no iniciar el segundo cuatrimestre.

En tanto, hoy a las 10 en Avenida Argentina y Leloir se realizará una sesión extraordinaria de los consejos directivos de todas las facultades para analizar la complicada situación que atraviesa la universidad.

La carpa montada ayer por los docentes de la UNCo.

Los docentes piden terminar con las “propinas”

En el marco del ajuste a la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), los docentes de la casa de estudios decidieron dejar de dictar clases hasta que se acuerde un aumento salarial para 2018.

Indicaron que la actualización tiene que estar en sintonía con la inflación y no aceptarán “propinas”.

“La situación es terrible porque tuvieron que pasar 90 días, dos semanas de paro y una declaración del Consejo Interuniversitario Nacional para que nos reciban el 13 de agosto pasado, todo para que el Gobierno insista con un 15 por ciento en varias cuotas y después haga una segunda oferta a la baja, de un 10,8 por ciento y seguir negociando”, relató Micaela Gomiz, secretaria general de Adunc, el gremio docente de la Universidad del Comahue.

Contó que los profesores de todo el país siguen con salarios del año pasado “y sólo nos dieron un monto a cuenta de futuros aumentos del 5 por ciento, que causó mucha indignación porque en un sueldo de 10 mil pesos es una propina, no más que eso”.

Comentó que el no inicio “está teniendo un acatamiento altísimo y creo que es porque la docencia se cansó y porque vemos el recorte que está sufriendo la universidad y no estamos dispuestos a que nos ofrezcan cifras irrisorias cuando la inflación de este año ya superó el 20 por ciento”.

unco

LEÉ MÁS

El segundo cuatrimestre sigue sin fecha de inicio en la UNCo

Siguen sin clases en la UNCo

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario