Crecen los yuyos y la bronca de los vecinos, pero nadie se hace cargo

Aunque el Municipio tiene la facultad de entrar a baldíos abandonados, no lo hace en todos los casos.

Si bien el Municipio destaca muchas veces los trabajos de desmalezamiento que se realizan en los barrios y les recuerda a los propietarios de baldíos que limpien sus terrenos para evitar la proliferación de roedores y arañas, además del cobro de las tareas de limpieza, en la zona urbana cipoleña hay numerosos terrenos descuidados. En uno de los casos, hay reclamos desde diciembre.

Norma Sambueza, una vecina que convive con un predio de dimensiones considerables donde los yuyos no hacen más que crecer y juntar mugre, dijo estar harta de llamar a Servicios Públicos para que intimen a los dueños o lo limpien. Aseguró que reclama sin obtener respuestas del Municipio desde el 14 de diciembre. Con el reclamo 1624, ha vuelto a llamar el 10 de enero y ayer, y todo sigue igual.

Te puede interesar...

Una vecina denunció que lleva un mes pidiendo que sancionen a un incumplidor.

“Los yuyos están muy altos, ya ganaron la vereda, y no sé qué hacer con las arañas y las ratas (que anidan en el lugar). Por favor, que se preocupen un minuto. Esto es una boca de lobos por las noches, y del miedo que me da, no puedo guardar el auto en mi garage, que linda con el baldío”, se quejó la mujer. Y agregó: “Ruego a Dios que no se meta nadie ni pase nadie por ahí porque es un peligro”.

Promesa: Desde Servicios Públicos aseguraron que hoy limpiarán el baldío de Perú y España

El baldío está en calle Perú, entre España y Miguel Muñoz, justo enfrente de la Escuela de Bomberos Voluntarios, otra institución que insiste mucho en la limpieza de terrenos para evitar, entre otras cosas, la quema de pastizales. Allí también se dan cita funcionarios y políticos, pero el baldío sigue inalterable a la vista de todos. “No estamos en un lugar donde nadie nos ve, esto se encuentra a pocas cuadras del centro”, apuntó la vecina.

Desde Espacios Verdes, la directora municipal Silvina Lofiego confirmó que el reclamo está agendado y que pasó un inspector. “Lo único que podemos hacer es intimarlos a que lo limpien, porque es un terreno cerrado y no podemos entrar”, agregó.

El problema es que el terreno justamente no está cerrado por ningún alambre, de modo que los trabajadores municipales no tendrían inconvenientes en proceder con las tareas de limpieza y desmalezamiento y cobrar el costo, más la sanción correspondiente, a los dueños del terreno. “Mañana -por hoy- volveremos a mandar a un inspector para que lo verifique”, concluyó Lofiego.

El Municipio puede limpiar y cobrar la multa al propietario

Intimación y limpieza

Los vecinos están obligados a tener sus terrenos libres de yuyos. Si no lo hacen, son intimados y luego el Municipio puede entrar, realizar la limpieza y levantar un acta con fotografías como prueba para cobrar la multa.

El costo ya está fijado

El costo de la limpieza de los terrenos baldíos está fijado por la ordenanza tarifaria que sancionó recientemente el Concejo Deliberante. Para este año, el costo del servicio es de 29 pesos por metro cuadrado de superficie.

Castigo

Al costo total, los vecinos deben sumar un 50 por ciento como multa por el servicio de desmalezamiento. El vencimiento en el pago de la obligación –limpieza más infracción– se cumple a los 15 días de la notificación.

LEÉ MÁS

Según un estudio, los casos de abuso en la ciudad se dan durante el día y en el centro

Desesperada búsqueda de una nena de 13 años en Cipolletti

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario