Contaminación, mal olor y bichos por un desborde cloacal

Un río pestilente inundó ayer un sector de las 400 viviendas, a raíz de las cloacas que se taparon y dieron lugar al desborde de aguas servidas. Los vecinos se vieron muy castigados por el desastre ya que el calor y la humedad ayudaron a esparcir el inmundo hedor, que para peor, atrajo infinidad de insectos.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario