El clima en Cipolletti

icon
Temp
48% Hum

Contacto con agroquímicos le provocó una enfermedad crónica y cobrará $900 mil

Un peón rural de Roca deberá ser indemnizado por la ART tras confirmarse que la dermatitis crónica que sufre se desencadenó como consecuencia de sus labores en la chacra.

Un peón rural que trabajó más de 30 años en contacto con agroquímicos deberá ser indemnizado por la ART, tras confirmarse con pericias médicas que la dermatitis crónica que sufre se desencadenó como consecuencia de sus labores en la chacra.

La Cámara Segunda del Trabajo de Roca reconoció una indemnización de casi 900.000 pesos para el hombre, que deberá ser íntegramente cubierta por su ART.

Te puede interesar...

Aunque la aseguradora alegó en el juicio laboral que la enfermedad era “inculpable”, es decir, no atribuible al riesgo laboral sino al propio trabajador, la pericia médica ordenada por el Tribunal demostró que el hombre padece una “dermatitis crónica recidivante”, que le provocó un 19% de incapacidad laboral irreversible, y que “la exposición a los agroquímicos es el desencadenante del brote dérmico”.

El perito confirmó, además, lo que ya habían señalado los médicos que diagnosticaron al hombre desde la aparición de las primeras lesiones en su piel: que la remisión de la enfermedad sólo se podría lograr con “medidas terapéutica y suspensión a la exposición habitual” a los agentes tóxicos, entre los que se ejemplificaron otros elementos como “caucho, cemento, insecticidas y plásticos”.

La pericia también confirmó que la enfermedad es recidivante, es decir, que regresará cada vez que el hombre se exponga a los agroquímicos y que lo “afectará en el desempeño de sus actividades cotidianas, como el desarrollo de sus actividades recreativas y/o laborales”.

La pelea del hombre contra la afección en su piel comenzó en 2012, cuando se le manifestó por primera vez. En aquella época, una Comisión Médica reconoció que se trataba de una “enfermedad profesional” e indicó a la ART no sólo un tratamiento con especialistas (médicos dermatólogos y toxicólogos) sino una readecuación de sus tareas en la chacra. Sin embargo, en 2015 el hombre reclamó una nueva reasignación de tareas, denunciando que aún se encontraba “en contacto con plaguicidas”, lo que le fue denegado por la ART.

Finalmente, en 2016, la Comisión Médica le dio el alta y ordenó el fin del tratamiento. Después de eso, y sin poder obtener respuestas favorables ante su Aseguradora de Riesgos del Trabajo, el trabajador inició la demanda laboral con la que obtuvo ahora una sentencia a su favor. Cabe señalar que la sentencia no está firme, puesto que existen recursos disponibles para las partes.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

62.5% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
37.5% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario