El clima en Cipolletti

icon
Temp
69% Hum
LMCipolletti enfermero

Condenan a un enfermero por drogar y abusar de una paciente

El hecho ocurrió en la Fundación Favaloro, en agosto de 2020. Le dieron dos años de prisión en suspenso.

La Justicia porteña condenó a dos años de prisión en suspenso a un enfermero de la Fundación Favaloro que estaba acusado de drogar y abusar sexualmente de una paciente en agosto de 2020.

Así lo determinó el Tribunal Oral en lo Criminal y correccional N° 15 de Capital Federal, que también indicó que Julio César Cruz Hinostroza, de 36 años, deberá realizar tratamiento psicológico y asistir a un curso de violencia de género con perspectiva terapéutica en lo sexual. El hombre admitió su culpabilidad en un juicio abreviado.

Te puede interesar...

En el fallo judicial también se ordenó una investigación para determinar si otro enfermero de la misma institución fue parte del abuso o cómplice, tal cual lo denunció la víctima. Las cámaras de seguridad solo muestran la participación del condenado.

El hecho

Todo ocurrió en la madrugada del lunes 31 de agosto de 2020 en uno de los anexos de la Fundación Favaloro, ubicado en Belgrano 1723, en la ciudad de Buenos Aires.

Cruz Hinostroza, que se desempeñaba como enfermero, ingresó a la habitación 705 del séptimo piso, donde estaba internada la paciente, de 24 años, y, “aprovechándose de su estado de somnolencia”, abusó sexualmente de ella.

“La condujo hasta el baño de la habitación, donde procedió a desvestirla y realizarle tocamientos de sus pechos y genitales -sin ser consentida dicha acción-, aprovechándose del estado de somnolencia en que la misma se encontraba, producto de la prescripción de medicamentos y sumado a la incorporación de ‘bendoziacepinas’ que el nombrado le suministró sin encontrarse recetadas, lo que agravó aún más su estado de vigilia”, indicaron las fuentes.

La joven había sido intervenida en la Fundación el 25 de agosto de 2020: le practicaron una angioplastía renal y le colocaron un stent en la vena renal. Sin embargo, tres días más tarde, regresó al centro de salud con “fuertes dolores abdominales” y volvió a quedar internada.

“Con la excusa de que debía cambiar las sábanas de su cama y su pijama, porque se encontraban mojados, tomó a la paciente de los brazos, la condujo al baño de dicha habitación, la colocó sobre el inodoro y le quitó la parte superior e inferior del pijama que tenía colocado, efectuando tocamientos sobre sus partes íntimas”, detallaron según la denuncia

Cuando la víctima se despertó al otro día, alrededor de las 8:30, sintió “mareos y la visión distorsionada”. En ese momento, se dio cuenta de que llevaba puesta una bata de la Institución y de que su pijama estaba colgado en el barral del baño. “La situación le permitió acordarse lo ocurrido, sintiendo además dolores en la zona vaginal”.

La Dirección Médica y la Auditoría Médica de la Fundación Favaloro tomaron conocimiento de lo ocurrido, por lo que se realizó un denuncia policial y se aplicó el protocolo para víctimas de delitos contra integridad sexual.

De acuerdo al testimonio de la joven, fueron dos las personas que la llevaron hasta el baño y le quitaron la ropa. Es por esto que aún se investiga si otro enfermero participó del abuso o fue cómplice.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario