Con un premio falso, la estafaron por $50.000

La contactaron por teléfono y le hicieron ir a un cajero automático.

Las estafas por teléfono están a la orden del día. Como la que le ocurrió el domingo a una vecina de 62 años que recibió la llamada de una persona que le dijo representar a la empresa Claro y le anunció que había ganado un premio de 15.000 pesos, una cifra nada despreciable en estos tiempos.

Cuando mordió el anzuelo, le preguntaron si tenía tarjeta de débito y le pidieron que se dirija a una entidad bancaria. Allí la volvieron a contactar por el celular y le solicitaron que cumpla una serie de operaciones en el cajero automático para acceder al premio. Lo hizo pero sin saber lo que en realidad estaba concretando, emocionada con el soñado premio. La habían engañado para pedir un préstamo y transferir el abultado monto a otra cuenta.

Te puede interesar...

La cifra de la transacción ascendió a $50.000, que la víctima tendrá que devolver al banco en 48 cuotas, con una tasa del 70,35%. Es decir, tendrá que pagar un total de $126.240. Una suma cuantiosa, y más en estas épocas.

La damnificada es esposa de un empresario local que llevó el caso a la Cámara de Industria y Comercio de Cipolletti para alertar por la modalidad delictiva y para que se difunda en la comunidad a fin de que los vecinos adopten las precauciones necesarias, sobre todo los jubilados, que suelen ser el blanco más frecuente de este accionar. Además, se procurarán gestiones para que las entidades bancarias implementen requisitos más rigurosos para los préstamos y transferencias en días y horarios sin atención al público.

Cuando estaba en el cajero automático, la víctima tuvo que marcar un número de cuenta del Banco Nación a nombre de una persona de sexo femenino. Allí mismo, el hombre que la llamaba le pidió a través de Whatsapp el ticket de la operación bancaria. Lo hizo y ya en su casa, a las 23, el mismo sujeto le pidió que volviera al banco y depositara $2500 para que le acrediten el supuesto premio. En ese momento, ella se dio cuenta de que la estaban estafando e interrumpió el contacto. Volvió a recibir más llamadas, pero ya no atendió.

Al momento de iniciar la operación, tenía en su cuenta un saldo de apenas 269 pesos. Ahora, la mujer tiene una gran deuda y una indignación mayor. Ya denunció el caso en una fiscalía local y espera como una mejor recompensa que se haga justicia.

La víctima tenía en su cuenta 269 pesos. Engañada, le hicieron sacar un préstamo y transferirlo. Fueron $50.000 y al banco ahora le debe $126.240.

El mal trago de un engaño telefónico

A una mujer le avisaron por teléfono que tenía para cobrar un premio de $15.000. Para hacerlo efectivo, le pidieron que fuera a un cajero automático.

La víctima de la estafa concurrió al banco donde ella cobra. Allí la volvieron a llamar y le fueron dando instrucciones para hacer una operación.

Entre la emoción por el premio y la atención a la llamada, no se percató de que la transacción era por un préstamo con transferencia por 50.000 pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario