Cómo operó la banda que puso bajo la lupa a un merendero en la toma Barrio Nuevo

Hubo roles definidos para cometer el violento asalto que sufrió un joven neuquino y terminó con un allanamiento al merendero. Uno de los detenidos fue el entregador y los dos otros eran los matones que amedrentaron a la víctima, a golpes.

En la trastienda de un merendero de la toma Barrio Nuevo, los investigadores policiales encontraron armas de fuego y municiones utilizadas por una banda delictiva que operó con roles bien definidos para cometer un violento asalto en esta ciudad.

Los tres detenidos, además, son investigados en otras causas abiertas, donde también se recurre a las armas para cometer amenazas y otros ilícitos.

Te puede interesar...

Dos de ellos fueron detenidos el 29 de abril, cuando asaltaron a un joven neuquino que pretendía comprar un auto Chevrolet Corsa. La víctima fue reducida en el interior de un aguantadero (sobre Paraguay, entre Hernández Manuel Estrada). Allí la golpearon brutalmente y le robaron alrededor de 80 mil pesos. Intentaron escapar, pero dos de ellos fueron atrapados por efectivos de la Comisaría 24.

Los detenidos utilizaron un arma calibre 9 milímetros y una pistola calibre 22 que fueron halladas en el lugar del hecho.

A partir de ahí, los investigadores policiales comenzaron con intensas tareas de campo y otras diligencias para dar con el tercero de los sospechosos que participó en el asalto, pero logró escabullirse.

Se trata del joven identificado por la Policía como la persona que sedujo a la víctima para la compra del vehículo y quien luego la entregó a los otros dos detenidos que la amedrentaron a golpes.

"Los dos primeros fueron los que golpearon a la víctima, el tercero es el entregador, quien además rompió el vidrio del auto en el que se trasladó el damnificado y guardaba el dinero -80 mil pesos- para hacer la transacción", explicó el titular de la Comisaría 24, Javier Yáñez, a LMCipolletti.

Luego del hecho, el sujeto señalado como entregador se ocultó detrás de varios perfiles truchos de Facebook para desviar a la Policía y no ser reconocido por la víctima, quien por su cuenta también intentó no perderle el rastro.

Se informó que ya tiene una condena en suspenso de tres años por otros hechos cometido en Bariloche. Oriundo de esta ciudad, fijó un domicilio pero cayó varias veces por violar la cuarentena obligatoria.

Sin dudas, los allanamientos realizados ayer en un merendero de la toma Barrio Nuevo, por un lado; y en la casa donde vivía el "entregador", por otro lado, terminaron de sellar la investigación con muy buenos resultados: tres detenidos, seis armas de fuego y más de 90 municiones secuestradas, entre otros elementos.

Por eso también la Policía quiso esta mañana realizar una conferencia de prensa, con participación de las autoridades de la Regional V y la Comisaría 24, donde se exhibió el intenso trabajo realizado para esclarecer el hecho que tuvo como víctima a un neuquino y mostrar el accionar de la banda investigada, con tres detenidos.

Conferencia en la Regional V

En los allanamientos al merendero y otra vivienda se secuestraron elementos de prueba de gran valor para la investigación, que estuvo bien encaminada.

En principio, se retiraron de la calle tres armas de fuego, una de ellas escondida en el entretecho de la vivienda que funciona como merendero (calibre 22); y dos más que estaban en el interior de una mochila (calibre 9 mm). "Ambas estaban con sus respectivos cargadores y municiones, con un proyectil en recámara", informó el subcomisario Matías Castillo.

Es decir, estaban listas para ser usadas; y se pudo establecer que una de ellas pertenecía a un policía de Neuquén, sustraída en 2018. En el merendero también encontraron gran cantidad de municiones.

Se suman las dos armas de fuego secuestradas al momento del hecho (9 milímetros y calibre 22), y que fueron utilizadas para amedrentar y golpear a la víctima.

En la casa donde residía el "entregador", sobre Arenales al 2000, los efectivos policiales encontraron ayer varios celulares presumiblemente utilizados con fines delictivos. También otros elementos vinculados a la causa, como guantes, pasamontañas y precintos, municiones calibre 32 y un arma de fuego del mismo calibre en el patio de un vecino. Se cree que se despojó de ella antes de ser apresado.

Fuentes policiales indicaron que los sospechosos son investigados en otra causas abiertas que sigue el fiscal Matías Stiep.

Todas las diligencias fueron llevadas adelante en el marco de una causa por robo calificado, privación Ilegítima de la libertad, lesiones, tenencia Ilegal de arma de fuego e infracción a los artículos 205 y 209 del Código Penal. que legitiman las medidas del aislamiento social y obligatorio.

Por la tenencia de arma también se notificó a otra persona presente en el merendero, que no fue detenida.

Testimonios, perfiles truchos, todo el material secuestrado, incluso registros de cámaras de seguridad forman parte del plexo probatorio de la causa.

LEÉ MÁS

Allanaron un comedor y encontraron armas de fuego

Se entregó el presunto autor del homicidio de la toma 2 de Febrero

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario